Participa en la actualizacion de la Política Nacional de Turismo de El Salvador

El Ministro de Turismo de El Salvador, José Napoleón Duarte Durán, anunció el inicio del proceso de consulta ciudadana para la actualización de la Política Nacional de Turismo, a través del sitio web de la institución y en una rueda de prensa acompañado por Alejandra Zorrila, Directora General de Identidad y Desarrollo.

Puedes participar en el siguiente vínculo: http://bit.ly/CaPNT

La actualización de la Política buscará que a través de la consolidación de un turismo sostenible y de calidad, se fortalezca la posición competitiva del país.

El Ministro afirmó que ante el crecimiento del turismo en los últimos nueve años ha sido muy positivo, y que se requiere de instrumentos competitivos que permitan darle sostenibilidad al sector.

“Solo en el cuarto año de gobierno, hemos reportado un crecimiento del 17.2% en los ingresos por turismo nacional e internacional, alcanzando los $1,617.82, según datos reales al cierre de mayo. En cuanto a ingreso de turistas se llegó a los 2 millones 374 mil 350”, agregó.

Así mismo, explicó que proceso de consulta incluye una serie de mecanismos de participación, como entrevistas a profundidad, y foros con grupos focales y actores que intervienen en la gestión del turismo: sector privado, académico, gobiernos locales, asociaciones empresariales e instituciones de gobierno y otros.

“La participación ciudadana en la construcción de esta Política y su difusión pública, constituyen una oportunidad para establecer un espacio permanente de diálogo abierto y participativo, pues el desempeño del turismo es el resultado de la interacción de diversos actores y sectores, que inciden en el desarrollo de la actividad turística”, aseguró el ministro de Turismo.

La consulta ciudadana se realizará del 5 al 31 de julio a través de un instrumento web fácil de utilizar, con el fin de conocer las percepciones, posturas y opiniones de todas y todos los interesados, tanto los que viven en el país como en el extranjero.

“Nuestro primer reto de este año: lograr que todos los salvadoreños posibles participen en la consulta ciudadana para la actualización de la PNT. Que pensemos en turismo que reflexionemos cómo vemos al país hacia el 2030… ¿Qué puedes hacer por el turismo en tu país?”, destacó la consultora mexicana, Alejandra Zorrilla, quien estará llevando la batuta de esta importante Consulta Ciudadana, de la actualización de la PNT. Un proyecto auspiciado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La actual Política Nacional de Turismo, estipula que se debe revisar cada 5 años. En esta ocasión se fortalecerá en 10 temas fundamentales: Gobernanza Turística; desarrollo de productos y servicios; Turismo y alojamiento; apoyo al desarrollo de proyectos de interés nacional; Turismo y artesanía; desarrollo local; seguridad turística; Turismo y gastronomía; Turismo y cielos abiertos y Turismo y educación.

La actualización de la Política Nacional de Turismo permitirá al país responder oportunamente y de manera coordinada a los retos del quehacer turístico, con el objetivo que el turismo siga incidiendo en el desarrollo local y nacional.

Una aproximación a la clasificación flexible de los destinos turísticos

Categorización multidimensional

Por Alexandro Dupuis.

turismo comunitarioEn la gestión del turismo, y particularmente desde las perspectivas de planeación y promoción frecuentemente surge la pregunta de ¿Cómo debemos clasificar y agrupar los atractivos y los destinos turísticos? desde el nivel global, por parte de la Organización Mundial de Turismo nacional hasta el local en comunidades pequeñas que realizan esfuerzos de turismo comunitario.

Es común que las instituciones y organismos públicos y privados que inciden en el desarrollo del sector, agrupen los sitios y destinos con base en una serie de características comunes, haciendo referencia en muchas ocasiones a los segmentos a los que se identifica que están primordialmente orientados. Como resultado, surgen las categorías de destinos de turismo cultural, de sol y playa, de turismo médico, de naturaleza, entre otros.

clasificacionSin embargo, resulta complejo catalogar un destino dentro de una sola categoría, especialmente si se considera el entorno geográfico, climático, cultural, político, económico y regional y si se reconoce que las condiciones de cada sitio y localidad que no son estáticas.

Como sitios y localidades gestionados por poblaciones y estructuras humanas que interactúan con infraestructuras y entornos económicos, naturales y culturales, los destinos se constituyen como sistemas complejos, y como tales suelen encontrarse en constante evolución conforme se adaptan a los cambios resultantes de fuerzas que inciden en su desarrollo.

Tomando en cuenta todas las diferencias entre destinos y las posibles combinaciones entre los elementos clave que los conforman, resulta impensable que dos destinos distintos no pueden configurarse de la misma manera para lograr el equilibrio de sus sistemas.

En este sentido, la categorización de los destinos, solamente puede ser realista si se construye a través de metodologías que establezcan esquemas flexibles, que contemplen la diversidad de atractivos, productos turísticos disponibles y las características propias del sitio o localidad, y puedan actualizarse conforme a los cambios que se generan en cada destino.

A final de cuentas, como se ha mencionado, las comunidades y los destinos, tienen particularidades que los hacen únicos, y cuando estas particularidades se gestionan para resaltar los valores característicos que las conforman, sus  atributos de autenticidad pueden ser reconocidos más fácilmente por los interlocutores internos y externos, incidiendo en el posicionamiento y reconocimiento de los destinos como valiosos para visitar.

Lugares-turísticos-en-Mendoza-1024x673

Un producto que podría derivar de la construcción un sistema de categorización flexible, sería la visualización de la composición general de los destinos de manera ágil y efectiva, de manera que, a través de cruces de los datos de clasificación, los interlocutores de desarrollo y los propios turistas, puedan obtener información suficiente para comprender las principales características del destino.

Por supuesto que una clasificación de esta magnitud, resultaría titánica a nivel global, nacional o regional, a menos que se permita que cada destino se analice y defina a sí mismo, de manera periódica con base en los cambios en su vocación turística basada en los intereses de su población, sus atractivos, infraestructura, equipamiento y servicios, permitiéndole ubicarse dentro de los grupos de destinos con los que comparta mayores vínculos e intereses.

EsStudent-exchange-mexico posible que un sistema de clasificación de estas características, permita a los destinos identificar otros sitios y localidades con características e intereses clave similares, habilitando la posibilidad de compartir información y estrategias de desarrollo, así como generar sinergias que les permitan ser más eficientes y eficaces en el logro de sus objetivos. Tal como se recomienda que hagamos los seres humanos para impulsar nuestro desarrollo personal.

Bajo el esquema anterior, la categorización de los destinos estaría en constante movimiento y la principal función de los organismos administradores del sistema de clasificación, sería el de validar y analizar la información que proveen los destinos más que recopilarla.

 

Imágen de Pixabay.com

Personajes que marcan los destinos

¿Te acuerdas de Hammurabi?

Por Alejandra Zorrilla.

La historia del turismo cultural suele conectarnos con personajes históricos y mitológicos a través de las referencias de sus viajes. Uno de los más antiguos que se recuerdan en los ensayos de mis alumnos es Hammurabi el rey de Babilonia, que parece haber vivido entre el año 1792 y año 1750 a. C. según la cronología media, que no parece ser tan precisa, pero sirve de referencia.

CÓDIGO-DEL-REY-HAMMURABI

Hammurabi se reconoce por algunos como el primer monarca que impulsó las peregrinaciones hacia lugares sagrados, por lo que se le considera promotor de lo que hoy denominamos turismo religioso, aunque sabemos de movimientos más o menos multitudinarios hacia lugares sagrados desde antes de que Hammurabi naciera o dictara su famoso código, que también es reconocido como una de las primeros colecciones de reglas de conducta.

El código de Hammurabi tiene fuerte influencia de la ley del Talión, que se basa en la fórmula “ojo por ojo, diente por diente”. Afortunadamente hoy sabemos que si aplicáramos con rigor ese principio la mayoría de nosotros estaríamos ciegos y chimuelos, pero tenemos otras fórmulas para motivar la buena conducta de los visitantes y los anfitriones, que se vinculan con apropiarnos de los lugares en que vivimos de forma permanente o temporal.

tc2

La historia cuenta que el famosísimo y misterioso monarca disfrutaba viajar a las diferentes ciudades de su territorio, acompañado por su séquito, para conocer las costumbres de sus súbditos y asistir a las fiestas y rituales que presidían sus sacerdotes, y que el conocimiento que adquirió en sus viajes fue fundamental para transformar su modesto reino en el amplio imperio babilónico que abarcaba incluso territorios fuera de Mesopotamia.

Parece que Hammurabi consideraba suyos a los destinos que visitaba y conocerlos lo llenaba de orgullo, casi igual de lo que me pasa a mí cuando visito los destinos de México, que considero míos.

GUE

No me cabe la menor duda de que nuestro imperio personal crece cuando viajamos y se fortalece cuando cuidamos los lugares que visitamos.

México es tuyo, conócelo, cuídalo y aprópiate del territorio que te pertenece cuando viajas.

 

 

 

 

Tendencias entre los autores que profundizan sobre el origen del turismo

¿Desde cuándo existe el turismo?

Por Alejandra Zorrilla.

Existen distintas tendencias entre los autores que profundizan sobre el origen del turismo que afectan la percepción y el estatus de la actividad.

marco_polo

Algunos opinan que los viajes que se realizaban en la antigüedad, el medioevo e incluso el renacimiento, no pueden considerarse propiamente como turísticos, pues piensan que el fenómeno turístico se define en función de la libertad de movimiento de los viajeros, el ocio como principal motivador de los viajes y la masificación de los grandes desplazamientos como parámetro cuantitativo, indispensable para concretarlo.

Ellos sugieren que en épocas anteriores a la Segunda Guerra Mundial, la gente viajaba más bien por motivos de expansión, comerciales o religiosos y no turísticos, y que el acceso generalizado a los viajes sucedió a partir de las transformaciones tecnológicas y sociales que se dieron después de la Segunda Guerra Mundial. Como yo prefiero viajar a lugares donde no lleguen las masas, difiero un poco de esta hipótesis.

denali

También están quienes consideran que el comienzo del turismo sucedió a principios del siglo XIX, cuando el señor Tomas Cook organizó los primeros viajes estilo todo incluido. Este tipo de viajes, han sido considerados por diversos autores como la expresión de un producto terminado, incluso le han llamado a esta modalidad turismo real. Otros como yo, difieren considerando que viajar por cuenta propia también es hacer turismo de verdad y que el volumen de viajeros independientes ha sido y será siempre mayor, aunque por ser más difícil de registrar y vigilar, le gusta menos a las instituciones controladoras.

Por último, o al principio, están quienes se cuestionan sobre quién o quienes habrán sido los primeros viajeros que salieron de casa a turistear, movidos por la curiosidad que les causaba el descubrimiento de una comunidad distinta o un entorno diferente al de su lugar de residencia. Ellos buscan los antecedentes más remotos para averiguar los motivos y relaciones que dan sentido a este humano deseo de ir, volver y conocer el mundo al viajar, así como las implicaciones de encontrarse con otras formas de ser, de comprender, de crear y de pensar.

hippies

Sin explicar como o precisar donde, la mayoría de los autores que escudriñan la antigüedad para explicarse el origen y la evolución del turismo, mencionan que seguramente el primer viaje con motivos culturales sucedió tan pronto como el hombre fue hombre. Me pregunto qué les contarían a sus amigos y familiares los antiguos viajeros que ya portaban el gen FOXP2 cuando regresaban de sus viajes. De acuerdo con recientes descubrimientos, ese gen FOXP2 es el responsable de la fabricación de la proteína indispensable para el funcionamiento del lenguaje y sin el cual los seres humanos tendríamos dificultades para articular palabras, dominar la sintaxis y explicar que al viajar nos descubrimos a nosotros mismos y nos llenamos de nuevos espacios que nos vinculan con esa extraña e inmensa substancia llamada conciencia universal. ¿Será que los viajes comienzan a existir cuando empezamos a platicarlos?

Sistema de Manejo de Visitantes (SMV)

La capacidad del turismo para impulsar el desarrollo sustentable de las localidades ha sido reconocido por diversas fuentes nacionales e internacionales. En este sentido, el Gobierno Federal y los Gobiernos Estatales y Municipales, han invertido importantes recursos para generar programas y desarrollar infraestructura enfocados en aumentar el ingreso generado por el turismo en un gran número de localidades. Sin embargo, la mayoría de los recursos son ejercidos con un enfoque de afuera hacia adentro, diseñando los proyectos a partir de esquemas de intervención que pocas veces logran integrar las visiones locales de manera holística, que logre generar un sentimiento de apropiación de las iniciativas por parte de las comunidades locales, lo cual es indispensable para asegurar su continuidad y permanencia en el mediano y largo plazo.

Identidad y Desarrollo y su equipo de consultores expertos en desarrollo turístico con enfoque comunitario, ha desarrollado un modelo de intervención para el desarrollo turístico comunitario basado en metodologías y herramientas participativas que promueven el desarrollo de capacidades locales y la implementación de proyectos de alto impacto incorporando elementos tradicionales de promoción y nuevas tecnologías, que aumentan la competitividad de los destinos, incrementando los impactos positivos del turismo y mitigando los negativos.

El proceso de implementación del SMV incorpora la planeación participativa para el desarrollo de cada uno de sus elementos y componentes, ayuda a empoderar a la comunidad, generar consensos y cohesión social, aumenta el orgullo local basado en el reconocimiento de la diversidad, el patrimonio cultural y natural y el fomento a la innovación, el desarrollo humano sostenible y la equidad.

Los resultados de la implementación del SMV de Identidad y Desarrollo son una combinación entre productos tangibles e intangibles que generan sinergias productivas e impactos medibles desde el primer momento de la intervención.