Expresiones espaciales de una organización con sentido

Por / Publicado:

Nuestra capacidad de ubicarnos en el espacio nos llevan también a vincularnos con el tiempo:
En el pasado nos ubicamos en el lugar del que venimos, el presente que nos indica dónde estamos y en las posibilidades futuras podemos imaginar hacia dónde vamos.

¿Crees que tu relación con una organización puedan desvincularse en tu pensamiento del tiempo y el espacio en el que habitan?

Un sentido de lugar que muestra lo que la organización es a través de su espacio de trabajo y de vida es emocionalmente más disfrutable, pues nos permite percibirla e interpretarla en el espacio.

Dos espacios un sentido de lugar

Hoy reconocemos dos ámbitos a partir de los cuales las organizaciones se manifiestan y se comunican espacialmente con sus interlocutores:

  • El físico
  • y el virtual

De hecho, el espacio virtual se ha convertido en el ámbito en que muchas veces sucede el primer contacto de la organización con sus interlocutores, ya sea a través de un sitio web propio o en plataformas sociales que se encuentran en Internet.

En ambos casos, podemos hablar de la necesidad de generar un sentido de lugar, lo que tiene que ver con aquellas cosas que suman al sentimiento de que el espacio que comparte una comunidad es un lugar especial, distinto a cualquier otro y que genera una experiencia significativa entre las personas que lo comparten.

Principales variables que conforman el sentido de lugar

Las variables que conforman un sentido de lugar psicológicamente confortable son principalmente:

  • su armonía escénica
  • su vinculación funcional
  • su legibilidad narrativa
  • y su aliento espiritual.

Compatibilidad escénica

La compatibilidad escénica se vincula con la armonía que la organización logra tener con el lugar o los lugares en que opera y de ahí con su entorno, con sus propósitos y con la experiencia de vida de quienes comparten el espacio biocultural en que vive e incide la organización.

Cuando Yi-Fu desarrolló una línea de investigación desde la perspectiva humanista para comprender cómo experimentamos y comprendemos el mundo los seres humanos y de qué manera organizamos un lugar al otorgarle significados, encontró distintos elementos que acentúa o distorsionan la percepción de un lugar.

La compatibilidad escénica va más allá de lo funcional. No solo ha de tomar en cuenta las características físicas o paisajísticas de un lugar, sino aprender a habitar el espacio en que vive y se relaciona la organización, lo que implica establecer vínculos relacionales y dependencias ambientales con los ecosistemas y las manifestaciones culturales de las localidades en que operamos.

La compatibilidad escénica difiere en algunas cosas cuando hablamos de un espacio físico o virtual, aunque en ambos casos, se relaciona con la capacidad de que tiene una organización para relacionarse con los propósitos de quienes habitan el lugar permanente o temporalmente; su capacidad para generar dependencias y vínculos personales con el sitio, su accesibilidad y la experiencia de vida de quienes lo habitan.

Implica simultaneamente aprovechar el entorno y establecer dentro de sí distintas áreas públicas que faciliten la convivencia entre distintos grupos para diversos asuntos específicos o comunes.

¿Los propósitos de tu organización se reflejan en el espacio en que está ubicada?

Vinculación funcional

La vinculación funcional tiene que ver con la accesibilidad del lugar, es decir, con la posibilidad de llegar, adquirir y utilizar el lugar físico o virtual, lo que implica comprender las oportunidades y capacidades de los interlocutores y la habilidad de la organización para encontrar fórmulas que faciliten o dificulten la movilidad hacia ella y dentro de ella.

Que un lugar esté cerca y sea fácil de llegar, que las oficinas sean de puertas abiertas, que los aplicativos que usa la organización estén libres de derechos dará la sensación de ser un espacio accesible para todos.

Que esté lejos y sea difícil de llegar, que haya que realizar un trámite complejo, que solo pueda entrarse con invitación, que sea necesario pagar una suma importante de dinero para estar, dará la sensación de ser un espacio exclusivo al que solo algunos pueden acceder.

Como en la mayoría de las cosas, ninguna de las opciones es buena o mala, solo pertinente o impertinente y tiene que ver con la personalización de los espacios.

¿Es mejor para tu organización ser accesible a todos o sólo a un grupo específico de científicos, académicos o miembros específicos?

La personalización se relaciona con habilitar la interacción con los usuarios o interlocutores con los que queremos convivir, teniendo en cuenta sus capacidades personales, sus momentos de vida y sus necesidades particulares.

Implica seleccionar y comprender a los públicos con los que queremos interactuar para que se sientan especiales y generar así lealtad y sentido de pertenencia. La experiencia de los interlocutores se vincula con la incorporación de todas las expresiones identitarias que inciden en la interpretación del espacio y de la organización misma y se convierte en un recuerdo perdurable que se hospeda en su memoria.

¿Tienes claro un arquetipo que define la personalidad de tu organización y te permite expresarte de forma consistente?

En el caso del espacio físico depende también de la compatibilidad del lugar en que opera la organización con su entorno y las dependencias ambientales que tiene con los ecosistemas y las manifestaciones culturales de la localidad en que se ubica.

En el caso del espacio virtual el sentido del lugar también se relaciona con su interoperatividad, es decir, con su capacidad de vincularse con sitios, servidores y aplicativos, además de su portabilidad que significa que los usuarios puedan llevarle consigo a través de dispositivos móviles. No solo se trata de un desarrollo tecnológico, sino de articular servicios que generen soluciones funcionales, integradas y vinculadas con lo que la organización es y aspira ser.

Legibilidad narrativa

La toponimia es la disciplina que se encarga de estudiar la etimología y los significados de los nombres propios de un lugar.

Los nombres de los lugares pueden relacionarse con las características físicas de un sitio, con nombres de personas relevantes que pasaron por ahí con eventos históricos que ahí sucedieron o con palabras comunes o inventadas cuya acepción no necesariamente logra relacionarse con otra.

Existen distintos argumentos y polémicas sobre la pertinencia de traducir los nombres de los lugares o mantener su idioma original, o de circunscribir su significado a su origen etimológico, pues los nombres de los lugares con sentido eventualmente se vinculan con significados nuevos que los redefinen, e incluso se convierten en adjetivos que califican un tipo de personalidad, un estado de ánimo o un temperamento.

Por ejemplo, durante muchos años, el nombre de Teotihuacán que es una de las zonas arqueológicas más importantes de México, se tradujo como el lugar en que los hombres se convierten en dioses. Hace un par de años, un estudio realizado por el INAH sostiene que en realidad el nombre de la ciudad antigua aludía a que ahí se nombraba al Sol, es decir, al legítimo gobernante de la región. Y yo me pregunto, ¿qué significa para quienes cuentan y escuchan su historia cada día?

¿Qué tal el Valle del Silicio o Silicon Valley en la Bahía de California, que se ha convertido en hogar de cientos de corporaciones tecnológicas pequeñas o gigantescas y hoy significa innovación? ¿O París que bien vale una misa o Río de Janeiro que se viste de carnaval?

Elegir el nombre de una organización y el lugar en que se ubica no es un asunto trivial, pues afecta la percepción de sus interlocutores en muchos sentidos.

En nuestro caso, elegimos el nombre Identidad y Desarrollo que define nuestra búsqueda y por tanto nuestra motivación. Nos refleja, nos condiciona, nos apasiona y nos compromete a descubrir nuevas maneras de ser, de pensar, de cartografiar y de hacer las cosas que le dan sentido a lo que somos.

Identidad viene de del latín idem o lo mismo y Desarrollo deriva del prefijo des que tiene que ver con la inversión de una acción y arrollar que viene de la familia etimológica de la rueda e implica movimiento.

Operamos en distintas oficinas virtuales en latinoamérica y nos manifestamos a través de nuestro sitio web www.identidadydesarollo.com, así como en distintas redes sociales.

La narrativa que da legibilidad al espacio de la organización, nos permite interpretarlo a partir de las historias y leyendas que surgen de la comunidad o que se van contando por el mundo sobre esa organización para ubicarse en ese espacio en el que los interlocutores interpretan, comprenden y comparan su propia realidad con los mundos imaginarios que convocan las diferencias que encuentran en los lugares en que habitan otras organizaciones.

Tiene que ver con el arte de contar lo que somos a través de historias que nos conecten desde todos los ámbitos relacionales, tocando lo racional, lo emocional, lo sensorial y lo instintivo.

La narrativa de una organización y su ubicación en un sitio determinado puede suceder de forma espontánea o premeditada. Entre más se vincule con los valores arquetípicos universales que puedan ser interpretados desde el subconsciente colectivo, mejor será su legibilidad desde cualquier idioma o contexto en que se interprete.

¿Qué se cuenta sobre el espacio en que habita tu organización?

Consulta el ejercicio una leyenda que transforma tu destino y compara los resultados de lo que te gustaría que se cuente de tu organización con lo que tus interlocutores cuentan sobre ella.

Aliento espiritual

El llamado numinus o aliento espiritual relaciona a un sitio en particular con un espacio universal que trasciende el presente y nos liga con el futuro, que va más allá del mundo físico y nos permite conectarnos íntimamente con la organización, con nosotros mismos, con el entorno y con el todo.

El aliento espiritual se vincula directamente con el sentido de trascendencia, que incluso engloba y extiende el espacio-tiempo en que la organización se desempeña, de manera que sus resultados adquieren un carácter permanente que da sentido póstumo a todo lo que se hace, y que incide en lograr un mejor mundo en el que todos queremos vivir.

¿Cómo mueve tu organización al espacio que la contiene?

Un sentido de lugar bien definido

Un sentido de lugar bien definido, ayuda a identificar a las organizaciones como un asunto integrado, como un ente tangible, como un sujeto activo que se distingue claramente de otros, pues el espacio en que vive esculpe nuestras percepciones y refuerza su identidad.

Trabajar en conjunto con todas las variables que actúan en la interpretación de nuestra organización nos permitirá establecer vínculos profundos y significativos que nos den y nos hagan sentido.



¿Todava no conoces nuestro campus digital? ¡Exploralo aquí!

Comenta con Facebook


Te puede interesar

¿Qué implica desarrollar un proyecto comunitario?

Proyecto comunitario Naha
Cada vez más se reconoce la importancia de tomar en cuenta la opinión y la voluntad de las comunidades para diseñar e implementar proyectos locales y proyectos comunitarios ...

Expresiones alineadas

Expresiones alineadas
Aunque en algunos diccionarios el término identitatio no está registrado, se utiliza en sociología, etnología, branding y otras disciplinas para ...

Organizaciones con sentido

Organizaciones con sentido
Las organizaciones civiles situadas entre lo público y lo privado cumplen con un rol significativo, pues diseñan soluciones que ni ...