Entre la emoción y la razón: Pinky y Cerebro

Ya decía Pascal a mediados del siglo XX que el corazón tiene motivos que la razón no entiende. Todas las personas tomamos decisiones combinando la emoción con la razón. Algunos investigadores incluso han propuesto que tenemos dos mentes complementarias, una emocional y una intelectual. Inclusive algunos estudiosos sostienen que el peso de las emociones y el subconciente es hasta 80 % mayor que los de la razón, aunque el soporte racional sigue siendo importante y muchas veces maquinamos razonamientos lógicos para justificar una decisión o una emoción.

De acuerdo con Maturana, todo sistema racional tiene un fundamento emocional.

 

En todo caso, al combinar mensajes emocionales y racionales, logramos una mejor combinación para motivarnos a actuar o participar en una organización o proyecto.

 

 

En Identidad y Desarrollo, solemos utilizamos un ejercicio que convoca y utiliza a los personajes Pinky y Cerebro, para encontrar los atributos racionales y emocionales que nos permiten crear argumentos mixtos que motiven la toma de decisiones de los interlocutores internos y externos de las organizaciones y proyectos con los que trabajamos.  

emocional y racional

¿Para qué exploramos y mezclamos la razón y la emoción?

Para identificar barreras, oportunidades y argumentos que nos ayuden a articular un discurso más eficiente, que equilibre los recuerdos y motivadores racionales y emocionales de las personas de diferentes estilos sociales y formas de comprender la realidad.

Recomedaciones

Para tener mejores resultados en este ejercicio, es importante aplazar el juicio, escuchar sin valorar los comentarios de cada personaje y de los participantes en caso de contar con un grupo de personas. El secreto está en dejar fluir las reflexiones y sentimientos libremente y sin bloqueos.

El ejercicio se puede realizar en duplas o en grupos pequeños, apoyado por un moderador que toma el tiempo y coordina el ejercicio.

Es deseable que el moderador sea una persona ajena al grupo de trabajo para que todos los integrantes del equipo puedan participar sin distraerse. Sin embargo, se puede utilizar este ejercicio durante una reunión interna en la que se requiera generar un mensaje específico, pues facilita integración de los mensajes en un ambiente relajado que fortalece los lazos entre el equipo.

5 pasos para identificar y utilizar argumentos racionales y emocionales

Para identificar argumentos racionales y emocionales personalizando a Pinky y Cerebro, sigue los siguientes pasos:
  1. Presentación de los personajes
  2. Descripción racional. Hablar desde el Señor Cerebro
  3. Descripción emocional. Hablar desde Pinky
  4. Comparar
  5. El discurso
 

Primer paso: Presentación de los personajes

Todas las personas tenemos tanto cerebro como corazón; percibimos al mundo y tomamos decisiones a partir de una combinación de razones y la emociones.

Los personajes Pinky y Cerebro representan posiciones, cualidades y reacciones desde las dos perspectivas: 

Cerebro Cerebro Pinky Pinky
Lógico 
Matemático 
Aritmético 
Lineal 
Binario 
Organizado 
Práctico

Creativo 
Sensible 
Sentimental 
Global 
Caótico 
Emotivo

Segundo paso: Descripción racional. Hablar desde el  Cerebro

Quien representa al Señor Cerebro se preparan adoptando la siguiente actitud corporal y anímica:

  • El cuerpo se pone recto y rígido.
  • La voz es grave y mantiene un tono serio y circunspecto. 
  • Utiliza el ceño fruncido.
  • Le gustan los datos, las evidencias, lo lógico, lo preciso y piensa que a su público le interesa lo mismo.  
  • Es cautoloso y conservador.
  • Le interesa la eficiencia y está orientado a resultados concretos.
  • Le gusta dar conclusiones válidas y  sólidas. 
  • Habla en infinitivo, sin establecer vínculos
    emocionales con el proyecto, producto, organización o audiencia.
  • Utiliza frases como “Lo que logrará el proyecto”, “técnicamente hablando”,
    “para ser precisos”, “exactamente”, “esto permite ahorrar (tiempo, dinero y
    esfuerzo)”, “esto nos lleva a tener resultados como… (económicos, sociales,
    ambientales)”
     

Con la voz y la actitud del Señor Cerebro, los participantes explican las características y resultados del proyecto u organización que se quiere analizar o proponer. 

Si hay un moderador asegurará que las personas propongan una opinión racional y si alguien se emociona, lo regresa a la objetividad. 

Si hay un relator, anota lo que dice cada quién, subrayando palabras clave que facilitan el análisis. Si no lo hay, pueden hacerlo las personas que escuchan.

Tercer paso: Descripción emocional. Hablar desde Pinky 

Ahora los participantes hablarán desde  Pinky, que es un personaje emotivo que describirá desde su perspectiva las características y el valor de la idea, proyecto u organización.  

Para representar a Pinky los participantes se preparan adoptando la siguiente actitud corporal y anímica: 

  • Sacuden el cuerpo, se ponen flexibles, bajan los hombros.
  • Sonríen, utiliza una voz aguda y todo le emociona en exceso.
  • Abren los ojos, se mueve y se sorprenden con facilidad. 
  • Pueden pasar de la alegría a la preocupación, al miedo, al amor, al odio.    
  • Mueve las manos y gesticula. 
  • Transmite lo que siente ser parte de una organización o proyecto. 
  • Tutea a las demás personas, les habla con excesiva familiaridad sobre lo que se siente al vincularse con el proyecto, producto u
    organización.
  • Es empático y utiliza expresiones como: “se siente”, “alegre, triste, bonito, feo”, “lo que más me gusta, lo horroroso, lo precioso, lo extraordinario”, “me encanta que…”. 
  • Platica con entusiasmo, amabilidad y humor lo que le hace sentir la organización, el proyecto o producto y les cuenta cómo se sentirán quienes lo usen o participen.  

Con la voz y la actitud del Pinky, los participantes expresan lo que el proyecto u organización y sus logros hacen sentir a quienes participan.  

Si hay un moderador asegurará que las personas sientan y platiquen sin utilizar argumentos lógicos o razonados. Si alguien comienza a razonar, lo regresa a la emocionalidad. 

Si hay un relator, anota lo que dice cada quién, subrayando palabras clave que facilitarán el análisis posterior. Si no lo hay, pueden hacerlo las personas que escuchan.

Cuarto paso: Comparación

Cuanto todos se hayan expresado, el relator o alguno de los participantes que se elija para la tarea, coloca las palabras clave en dos columnas y las compara.  

Cerebro Cerebro Pinky Pinky
Mayor
Menor
Porcentaje
Logicamente
En resumen
Ciertamente

Bonito
Feo
Grandioso
Delicioso
Encantador
Emocionante

Quinto paso: El discurso

Los participantes imaginan que son los asesores de un un gran orador que hablará con un público mixto en el que hay pinkys, cerebros y personas mixtas.

Diseñan frases cortas en tarjetas que expliquen los valores y atributos racionales y expresen los valores y atributos emocionales encontrando una mezcla equilibrada que utilice ambas perspectivas.  

discurso mixto

Comenta con facebook

small_c_popup.png

Aviso importante

Como parte de los esfuerzos del equipo de identidad y desarrollo y para continuar ampliando nuestra comunidad, el campus digital idyd ha migrado a una nueva dirección web.

Todos los contenidos a los que te has inscrito seguirán disponibles con tus mismos datos de acceso a en la página https://campusidyd.com.