Prevención de incendios – R.S.

•Procura no almacenar productos inflamables y en su caso guárdalos en frascos cerrados
•Cuida que los cables de lámparas, aparatos eléctricos y motores de maquinarias se encuentren en perfectas condiciones.
•No hagas demasiadas conexiones en contactos múltiples, para evitar la sobre carga de los circuitos eléctricos.
•Por ningún motivo mojes las instalaciones eléctricas, el agua es un excelente conductor de la electricidad.
•Antes de salir de tu casa u oficina revisa que los aparatos eléctricos estén apagados o desconectados; las llaves de la estufa cerradas y los pilotos se mantengan encendidos. Si sales de viaje, cierre las llaves de gas y desconecte la energía eléctrica.
•Antes de tirar cerillos o colillas de cigarro, asegúrate de que han quedado apagados.
•Mantén fuera del alcance de los niños velas, veladoras, cerillos, encendedores y material inflamable. No dejes que jueguen junto a la estufa ni les pida que cuiden flamas y objetos calientes.
•Revisa periódicamente que los tanques, tuberías, mangueras y accesorios del gas estén en buenas condiciones colocando agua con jabón en las uniones para verificar que no existan fugas. En caso de encontrar alguna, repórtala a quien le surte el gas o llama a un especialista.
•No sustituya los fusibles por alambre o monedas, ni uses cordones eléctricos dañados o parchados.
•Lee las instrucciones de un extinguidor.
•Al entrar a un lugar desconocido ubica las salidas de emergencia y los extinguidores
•Ten a la mano los teléfonos de los Bomberos, Cruz Roja y Brigadas de Rescate.


Actuación en un incendio

Picture
•Conserva la calma. Pensar con claridad puede salvar tu vida y la de otras personas que se encuentren contigo.
•El pánico  generalizado puede causar más muertes que el mismo incendio. No Grites, No Corras, No Empujes.
•Si estás en un entorno con procedimientos claros en que se ha previsto un equipo que dirija la emergencia súmate a los procedimientos establecidos y sigue las instrucciones.
• Si no existen procedimientos y no estás solo, busca un aliado que te ayude a mantener la calma entre las personas que se encuentran a tu alrededor.
•Busca el extintor más cercano y trata de combatir el fuego. Si hay alguien que sepa manejarlo mejor que tu, cédele el derecho.
•No intentes apagar el fuego con agua.
•Cierra puertas y ventanas para evitar que el fuego se extienda, a menos que éstas sean tus únicas vías de escape.
•Si la puerta es la única salida, verifica que la chapa no esté caliente antes de abrirla; sí lo está no la abras, lo más probable es que haya fuego al otro lado de ella. •En caso de que el fuego obstruya las salidas, no te desesperes, colócate en el sitio más seguro, trata de enviar una señal y espera a ser rescatado.
•Si hay humo colócate lo más cerca posible del piso y desplázate “a gatas” tapándote la nariz y la boca con un trapo, de ser posible húmedo.
•Si se incendia tu ropa, no corras, tírate al piso y rueda lentamente. De ser posible cúbrete con una manta para apagar el fuego.
•No pierdas el tiempo buscando objetos personales.
•Nunca utilices los elevadores durante el incendio.
•Ayuda a salir a los niños, ancianos y minusválidos.


Actuación en un terremoto

Picture

•Conserva la calma. Pensar con claridad puede salvar tu vida y la de otras personas que se encuentran contigo. •Recuerda que un temblor fuerte durará menos de un minuto pero puede volver a iniciar. No Grites, No Corras, No Empujes.
•Si estás en un entorno con procedimientos claros en que se ha previsto un equipo que dirija la emergencia súmate a los procedimientos establecidos y sigue las instrucciones.

•Si no es así y hay otras personas en el lugar en que estás háblales mientras actúas.
•Si estás fuera, permanece allí y aléjate de muros altos, vidrios o techos de tejas que puedan caer. Dirígete a un área escampada.
•Si estás dentro de un edificio, permanece ahí y no salgas hasta que regrese la calma.
•Aléjate de objetos que puedan caer
•Si estás en un salón grande aléjate del centro y evita estar cerca de anaqueles y ventanas
•Refúgiate bajo un escritorio, mesa de madera u otro mueble apropiado cubriendo tu cabeza y rostro
•Si no hay muebles que puedan cobijarte, dirígete a la esquina del cuarto o pasillo en que te encuentres. Colócate en cuclillas o sentado, cubriéndote la cabeza y el rostro.
•Los marcos de las puertas no son necesariamente los lugares más seguros por el movimiento de abre y cierra de éstas.
•No uses los elevadores. 
Posted in Uncategorized.