¿Qué es design thinking?

¿Qué es Design Thinking y cuáles son sus etapas?

Si te desenvuelves en algún medio relacionado con la innovación, seguramente has escuchado este concepto, pero ¿Qué es Design Thinking?

El concepto de design thinking comúnmente traducido al castellano como “pensamiento de diseño”, se comenzó a definir en la Universidad de Stanford alrededor de los años 70s.

Básicamente se trata de un método de innovación centrado en las necesidades reales de los usuarios para diseñar productos y servicios que podemos definir como:

Una metodología de diseño que implica un proceso iterativo para entender al usuario y sus necesidades, retar los paradigmas establecidos y redefinir los problemas para encontrar soluciones y estrategias que puedan superar nuestro nivel inicial de entendimiento.

En este sentido, el Design Thnking ofrece un enfoque orientado hacia la soluciones en la manera de resolver los problemas.

Hoy en día, este proceso lo utilizan la mayoría de las empresas líderes en innovación, como Apple, Google, Airbnb, entre otras.

¿Qué aporta el proceso de design thinking para pensar “fuera de la caja”?

Al diseñar un producto o servicio, es común que los equipos de diseñadores, “por más innovadores”, caigan en las mismas ideas y les cueste generar nuevas propuestas para los problemas que buscan resolver.

Después de todo, los humanos generamos patrones y modelos de pensamiento basados en repeticiones y conocimientos previos. Esto es natural, ya que nos ayuda a aplicar rápidamente las acciones y conocimientos previamente adquiridos a situaciones similares o familiares. Sin embargo, estos patrones crean paradigmas que potencialmente nos afectan para desarrollar nuevas maneras de aproximarnos, ver, analizar, entender y resolver nuevos problemas o los mismos problemas de maneras más eficientes.

Qué es design thinking como proceso iterativo

Un proceso iterativo es aquel que, aunque está estructurado de manera lineal, regresa a los pasos y etapas anteriores para retroalimentar y mejorar el diseño conforme se avanza en el desarrollo del proyecto.

¿Cuáles son los 5 pasos de design thinking?

Cómo en todos los campos, hay distintas variantes de las metodologías y procesos, aunque la mayoría suelen ser similares y todas engloban los mismos principios.

El enfoque más popular es el que se utiliza en el Instituto de Diseño de Stanford, también conocido como d.school, que es una de las instituciones a la vanguardia en promover el aprendizaje del Design Thinking.

Las cinco etapas de Desing Thinking son:

  • Empatiza
  • Define
  • Idea
  • Prototipa
  • Prueba
Los 5 pasos del proceso iterativo de design thinking
Basado en: Teo Yu Siang and Interaction Design Foundation. Copyright licence: CC BY-NC-SA 3.0

Empatiza.

El punto inicial del proceso se orienta en comprender las necesidades de los usuarios, que pueden ser varios. Esto quiere decir, realmente ponerse en el lugar de las personas, cómo es su entorno, cuáles son sus dolencias o carencias y también sus alegrías y pasiones.

Define.

En esta fase, se escribe y categoriza toda la información recopilada durante la etapa de empatía. Se identifican y dividen los problemas, sus causas e identifican las soluciones actuales. Ya durante esta etapa es importante identificar realmente qué aporta valor y podría abordarse desde nuevas perspectivas para crear nuevas soluciones.

Idea.

En esta etapa el objetivo es generar tantas ideas como podamos que se orienten en la solución de los problemas identificados. Por más locas que parezcan, hay que considerarlas en la lluvia de ideas. Estas ideas son a veces las que pueden generar las soluciones de mayor valor.

Prototipa.

Ya que tenemos nuestras grandes ideas sobre las posibles soluciones, nos ponemos a la obra para crear protitipos o modelos ejemplo. Conforme se construye el prototipo se van identificando los elementos que podemos mejorar y qué tan viables son antes de tener un producto final.

Prueba.

Aquí vamos a desafiar nuestros diseños probándolos con los usuarios reales que tienen los problemas que nos proponemos solucionar. Esta etapa nos permite identificar mejoras fundamentales y posibles fallas del diseño. Hay que probar tantas veces sea necesario hasta que tengamos una solución viable.

Durante todo el proceso debemos recordar que se trata de poner en duda nuestros paradigmas e ideas preconcebidas, por lo que es importante estar abiertos a nuevas posibilidades y no clavarnos, ponernos necios con una propuesta de solución única que parece viable en un principio o empujar nuestra propuesta con calzador para resolver el problema.

En Identidad y Desarrollo, utilizamos el proceso de design thinking como complemento a nuestros modelos de desarrollo organizacional y de desatinos.

Cuéntanos en los comentarios si te quedó claro qué es design thinking y si lo aplicas en tu negocio.

Comenta con facebook

Publicado en Herramientas, Innovación.