Por los Caminos de Monseñor Romero

Exitosa presentación del libro Por los Caminos de Monseñor Romero en la Embajada de El Salvador en  México

Desde hace muchos años la figura histórica de Monseñor Oscar Arnulfo Romero ha cruzado fronteras dejando huella alrededor del mundo. El legado de Monseñor, además de ser un llamado a la paz y al respeto, ha sido una enorme puerta para que personas de otros países entren en contacto con El Salvador, su historia, su cultura su forma de vida.

Un claro ejemplo de esto es la fiesta cultural que se llevó a cabo el jueves 23 de julio en la Embajada de El Salvador ubicada en Ciudad de México, en el marco de la presentación del libro Por los caminos de Monseñor Romero de Alejandra Zorrilla, autora Mexicana, que ha escrito de más de diez libros de turismo, tanto técnicos como novelados, y ha participado en distintos proyectos enfocados a fortalecer el turismo cultural en Latinoamérica, respaldada por instituciones nacionales e internacionales como JICA, UNESCO, BID y PNUD.¡

El evento comenzó con un conversatorio presidido por el Ministro Consejero Rolando Reyes, encargado de asuntos culturales de la Embajada de El Salvador en México quién, junto con la autora, comentó su opinión sobre el libro con los maestros Fernando Blanco y Sergio Rodríguez Abitia, importantes figuras mexicanas del turismo cultural.

La Lic. Mariana Viramontes, directora ejecutiva de Idunn Editorial y editora e ilustradora del libro, impreso 100% en papel reciclado, fue maestra de ceremonias. Desde el escenario le platicó a los casi cien asistentes al evento que el libro cuenta la historia de una viajera que recorre el oriente de El Salvador siguiendo los caminos que recorrió Monseñor Romero. Ahí se encuentra bellísimos paisajes, comida deliciosa y a las personas cálidas que caracterizan a nuestra nación, quienes le cuentan historias de sus pueblos y sus ancestros, así como de la forma en la que Monseñor tocó sus vidas.

El Ministro Rolando Reyes, comentó que en el libro “se lee que la autora escribe con amor al país y muestra el lado más humano de Monseñor; el que se encuentra al hablar con quienes lo conocieron y lo recuerdan.”

El Maestro Serio Rodriguez Abitia dijo que “el personaje principal descubre la esencia de lo que somos al viajar; con una personalidad curiosa, despierta, inquieta y exigente, la viajera refleja la turisticidad del ser” .

“Es un libro que atrapa y se lee de corridito” dijo el Maestro Fernando Blanco. “Se antoja conocer el país, la región, los lugarcitos que se retratan en la historia.

Finalmente, la autora reconoció que comenzó a investigar sobre el tema desde la perspectiva logística y profesional: el desarrollo turístico comunitario. Impulsada por la Lic. Rita Cartagena, quien le pidió apoyo para concebir una ruta que siguiera los pasos de Monseñor, fue conociendo la región y enamorándose de Monseñor, su historia y su causa.

Voces de Viento

La pequeña capilla que nos recibió ayer con el mismo asombro que ha recibido a tantos, nos deja partir con la misma tranquilidad con la que ha despedido siempre a quienes vinieron antes que nosotros a solicitar que se escuche su canto, que se curen sus pacientes, que se rieguen sus campos, que florezca su entorno, que permanezca la vida en su vida, la risa en sus labios, la luz en sus días.

Bajamos de la montaña llevando ofrendas de bosque para depositarlas en el desierto al regreso.

No es desierto, es chaparral espinudo. Es como quieras llamarlo, respondo, es sombras pequeñas que proyectan las pencas de yuca y los huitzaches; es pirules que dan leña verde que no sabe hacer fuego; es noches en que las estrellas hablan y construyen las heladas del amanecer, que se derriten en el calor de la tarde.

En la Sierra Gorda de Querétaro, la historia y las leyendas de las misiones, de los aguerridos ézar, de los pacientes xi’oi y de los místicos otomís que comparten la zona, dan a los viajeros un nuevo significado a la vida mientras las palabras se queden paseando…

Colibríes por el camino

Los antiguos purépechas decían que ahí estaba la puerta del paraíso, por donde entraban y salían los dioses. Decidimos ir a buscarla entre las callecitas complicadas que suben y bajan como los dioses en su tiempo.

El poder y la fertilidad llegan como torbellinos, se elevan, se sostienen el el mismo sitio aleteando sin parar hasta que avanzan, tal vez en reversa, tal vez en línea recta, para buscar otra flor, un insecto raro o agua dulce para tomar. ¿Quién los entiende? Su zumbido alarma retraído, solitario, sin dejarnos parpadear. Su coquetería nos seduce irremediablemente en su presencia efímera que no sabe quedarse en un mismo lugar.

El viaje que hacen por Michoacán tres amigas de la infancia, acompañadas por un colibrí imaginario, que va libando de flor en flor y de sitio en sitio, las palabras se quedan paseando.

De palmas y prodigios

La mañana despierta con el sonido de las campanas que llaman a misa. Se me antoja ir a todas las misas de la ciudad. Salgo de la habitación y el edificio me detiene para contarme la historia de los primeros misioneros dominicos que se aventuraron por estas tierras.

Todas las esculturas de apóstoles y santos predican al mismo tiempo en diferentes lenguas, a diferentes ritmos. El oro canta y rechina y brilla. Las columnas van en espiral para arriba y para abajo con el olor a incienso que sale de algún lado.

En un Viaje a Oaxaca, la protagonista se enfrenta con la amnesia colectiva de un pueblo que vive sus tradiciones apasionadamente, olvidando a veces los significados de sis rituales, pero siempre con una enorme capacidad de sentir, recrear sus creencias y dejar que las palabras se queden paseando.

Agaves que cantan rancheras

Una deliciosa y tequilera novela ilustrada.

Por Mariana Viramontes.

Desde hace más de diez años, Alejandra Zorrilla nos invita a emprender camino para vivir innumerables aventuras y reflexionar sobre la vida a través de su colección Viaja Conmigo. Tal es el caso de la deliciosa y tequilera historia narrada en Agaves que Cantan Rancherasun bello libro ilustrado que Idunn Editorial orgullosamente presenta.

Una experimentada viajera emprende camino hacia la Ruta del Tequila tras recibir una llamada en la que una voz familiar promete brindar por su éxito con un buen tequila. La espectacular Verónica Alcalde ha solicitado sus servicios de nuevo, esta vez para proteger la denominación de origen de una prestigiosa marca del famoso aguardiente mexicano.

La viajera se verá envuelta en las aventuras que se originan en la Ruta del Tequila, una tierra mística con olor a tierra y sabor de agave donde se cantan historias milenarias de héroes y dioses, donde los hombre y las mujeres son “de a caballo” y las imágenes se pintan solas en cuarzo y barro. La viajera, junto con un misterioso amigo conocido como el Doctor Zimago, recorre la ruta en busca de respuestas que generan más preguntas y que los llevan a investigar los secretos tapatíos bajo tierra y desde el aire.

carátulaflecha recomendaciones