Turismo Cultural Pesca El Salvador

¿Hacia dónde va el Turismo cultural?

Por Alejandra Zorrilla

La extensa diversidad del patrimonio cultural de México y la infraestructura turística instalada generan una amplia base para el desarrollo del turismo cultural en el país.

Puede interesarte también: Rumbo al concepto de Turismo cultural

Hoy, el turismo cultural no solo se plantea como una forma para atraer visitantes y generar ingresos, sino como una actividad que refuerza la aceptación de la diversidad cultural como valor humano e impulsar la inclusión, para lo cual es fundamental analizar los atributos intangibles del patrimonio a partir de un proceso de apertura en la asignación de valores a los bienes patrimoniales.

Sabemos que el valor del patrimonio cultural se asigna socialmente y por tanto es temporal y mutable, pues está cargado de lecturas e interpretaciones múltiples e incluso contradictorias que van interrelacionándose en función de percepciones individuales y colectivas. Esta consideración hace necesario estar atentos a la influencia que el turismo cultural tiene y tendrá en la construcción de significados que afectan hacia uno u otro lado la valoración de el patrimonio local, el respeto a las diferencias y el bien común.

Por otra parte, la concepción del turismo como instrumento de desarrollo sustentable, hacen necesario trascender a los sistemas tradicionales de inventario, categorización, jerarquización y medición vinculados con el turismo cultural.

Anteriormente las metodologías turísticas se limitaban a identificar los bienes patrimoniales atractivos para los visitantes para dar como resultado propuestas de visita y gasto con impactos de corto plazo. Ahora deberán interpretarse en términos de su aprovechamiento tanto para el desarrollo económico como social, teniendo en cuenta además el impacto de la actividad en el medio ambiente local.

Estas nuevas condiciones hacen necesario establecer parámetros para realizar estimaciones de desarrollo a partir de factores que se vinculan con percepciones cualitativas colectivas, que se encuadren en los conceptos y contexto que trascienden al turismo cultural y se asocian con el desarrollo local.

La valoración del turismo cultural ya no solo se limita a aquellos elementos que distinguen los gustos y necesidades de un grupo de consumidores, sino aquellos que constituyen un cúmulo de expresiones y referentes culturales que generan identidad al interior de los diferentes grupos humanos y reconocimiento frente a los demás.

¡Si te gusta comparte!

Facebook Comments

Publicado en Turismo cultural y etiquetado , , .