Inclusión y equidad

Inclusión y equidad: tan iguales como diferentes.

La inclusión justa y equitativa se relaciona con crear las condiciones que garanticen que todas las personas puedan participar de la vida comunitaria, teniendo en cuenta la distintas capacidades, condiciones, ritmos y estilos de aprendizaje al formar y habitar los ambientes, sin hacer distinciones de género, étnica, clase social, religión, postura política o filosófica, ni cualquier otra cualidad humana.

La inclusión y la equidad no pretenden eliminar las diferencias existentes sino, al contrario, valorarlas para ofrecer un trato equivalente que supere las desigualdades sociales utilizando esquemas de paridad para establecer propuestas que nos integren y nos reconozcan en lo individual y lo colectivo.

Inclusión y equidad: tan iguales como diferentes es la búsqueda de herramientas, técnicas, modos y fórmulas que nos ayuden a crear ambientes de respeto y a formar comunidades en donde todas las personas se sientan seguras y libres de ser quienes son.

Objetivo del grupo de reflexión

Explorar los retos y oportunidades para que el turismo contribuya a fortalecer una cultura de inclusión y accesibilidad tanto en la organización y constitución de las organizaciones gestoras, como en cuanto al uso y disfrute del patrimonio turístico, cultural y natural.

Reflexión 2020 

¿Cómo pueden ayudar las tecnologías digitales a construir  una sociedad más equitativa e incluyente? 

 

El 2020 nos ha dado la oportunidad de reconfigurar nuestras formas de ver y de estar en el mundo. Los espacios y las comunidades han tenido grandes retos de creatividad y transformación entre ellos una mayor exposición al mundo digital, es por eso por lo que desde la pregunta ¿Cómo pueden ayudar las tecnologías digitales a construir una sociedad más equitativa e incluyente? Pensamos en espacios donde hablar de inclusión sea hablar de personas y no de etiquetas.

En estas reflexiones de nuestro encuentro 2020 se menciona que el respeto, empatía y diversidad son características que las tecnologías digitales deberán proveer a las comunidades aunado a la tolerancia, identidad, empatía y la igualdad. Estos elementos se convierten en modelos que pueden ser traducidos en programas y políticas que ayuden a la construcción de una sociedad incluyente y equitativa pero también marcan el horizonte hacia el cual tendríamos que caminar.

Las comunidades deberán centrarse en potencializar las diferencias y promover el respeto y la diversidad entendiendo que el respeto es la base para valorar la otredad y promover la inclusión.

Reflexión 2019 

¿Cómo puede el turismo ayudar a construir una sociedad más equitativa e incluyente?

Incluir no es transformar todos los espacios, es realizar ajustes razonables que nos permitan reconocer al otro como interlocutor válido. Eso transformará la realidad.

Se debe considerar la inclusión desde diferentes ámbitos que generan discriminación (como el económico, el ciclo de vida, el género, la etnicidad o las diferentes capacidades de cada persona) para establecer espacios que promuevan el rompimiento de barreras mentales y sociales y fronteras territoriales.

La inclusión equitativa se logrará a partir de un cambio de percepción mutuo, educando y capacitando de forma interna, lo que ayudará a las comunidades a estar preparadas para recibir a todos los visitantes sin importar sus condiciones individuales y así generar beneficios para ambas partes. 

El turismo es una poderosa herramienta que se puede convertir en actividad educativa, y bien esgrimido puede incidir en que las personas reconozcan las diferencias, se preparen para recibir y atender la diversidad y promuevan la inclusión y equidad pensando en el equilibrio entre quien visita y quien recibe.

Es importante que las localidades se conozcan y sepan cuáles son sus límites y capacidades, y rediseñar los modelos de desarrollo turístico para la inclusión –que no es igualitarismo sino la posibilidad de dar a cada uno lo que necesita– en función de las condiciones individuales de cada comunidad.

El turismo debe basarse en la economía de las personas, en el ecosistema del lugar y en la capacidad de carga de las localidades, y ha de promover la educación a nivel personal para cambiar la mentalidad tanto de los visitantes como de los anfitriones.

Es tan importante el acondicionamiento de los espacios como la capacitación de las personas, teniendo en cuenta que no sólo se trata de generar cambios estructurales en los espacios físicos sino en la capacidad de adaptación de los individuos a determinados espacios.

Es fundamental focalizar la mirada en el entorno espacial y social para aproximarnos al turismo desde la diversidad y permitir y fomentar la inclusión, ofreciendo alternativas diferentes que en conjunto nos den capacidad de atender a todas las personas, considerando sus afinidades, necesidades, gustos y condiciones.

La inclusión se trata de reconocer límites y erradicar subordinaciones o segmentaciones sociales; es el reconocimiento en el otro como parte del colectivo, es conciencia, es actitud, es mediar la desproporción. Es concientizar y preponderar el contenido y su continente a partir de las oportunidades que nos brinda el turismo.

Usemos la inclusión como el centro que irradia y establece un equilibrio y refuerza el respeto a todas las personas.

Reflexión 2018

¿Cómo puede el turismo ayudar a construir una sociedad más equitativa e incluyente?

-Los derechos humanos y la inclusión tienen bases legales. Los derechos de uno terminan donde empiezan los de los derechos de otros.

-La inclusión no se gestiona, debe abrirse a todos a partir del planteamiento de acciones afirmativas. Quien decide participar, o no, es cada individuo, de acuerdo a las condiciones y reglas del lugar.

-En el establecimiento de los reglamentos debemos estar considerados todos y todas.

-Es importante vivir experiencias para poder entender generar llamados a la acción.

-Debemos conocer el contexto de las comunidades para poder incidir en ellas, y plantear políticas y programas incluyentes.

-Es importante ver al otro en la diversidad. Todos tenemos el derecho al disfrute.

-Es necesaria la educación desde niños, sobre todo en temas como discapacidad y necesidades especiales. La educación es la base para todo.

-Tenemos que promover el turismo bajo el principio de inclusión, aplicando medidas de acuerdo a los diferentes segmentos partiendo desde el principio de libertad.

Preguntas detonadoras 2021

Reflexiona sobre los retos y oportunidades que puedan ser abordados a través de comunidades digitales para promover una sociedad más equitativa e incluyente.

¿Conoces fórmulas y tecnologías digitales que pueden ayudar a construir una sociedad más equitativa e incluyente?

Comparte ejemplos y herramientas digitales que aportan a construir una sociedad más equitativa e incluyente.

¿Conoces alguna organización que pueden ayudar a construir una sociedad más equitativa e incluyente?

Comparte el sitio web o redes sociales de las organizaciones que recomiendas.

Coordinadores en el grupo de Inclusión y equidad

¿Te interesa participar en este grupo de reflexión?

Envíanos tus comentarios a través de nuestra página de contacto o por medio de nuestras redes sociales.

También puedes colaborar con nosotros enviando tu artículo siguiendo nuestros lineamientos de publicación.

Comenta con facebook

small_c_popup.png

Aviso importante

Como parte de los esfuerzos del equipo de identidad y desarrollo y para continuar ampliando nuestra comunidad, el campus digital idyd ha migrado a una nueva dirección web.

Todos los contenidos a los que te has inscrito seguirán disponibles con tus mismos datos de acceso a en la página https://campusidyd.com.