Salud y nutrición

Salud y nutrición: alimento del cuerpo y el espíritu.

La salud y la nutrición de las comunidades se asocia en gran medida con los protocolos de convivencia y el valor que damos a los insumos que consumimos, producimos, mezclamos y transformamos.

La evolución de la tecnología, la división del trabajo, el desarrollo de los mercados, el conocimiento e incluso las modas, aprendemos a cuidar nuestra salud y nutrición y a reconocer que lo que pensamos incide en nuestro comportamiento, que nuestro comportamiento afecta el entorno en que vivimos y el entorno en que vivimos influye en nuestra salud.

Una de las manifestaciones más completas y significativas de la identidad cultural de quienes conforman una comunidad temporal o permanente es su gastronomía. De alguna forma nos reconocemos y nos compartimos en los alimentos que preparamos y repartimos en un momento dado. También tiene que ver con las costumbres familiares, comunitarias y regionales: en los platillos se mezclan ingredientes y condimentos que los impregnan con los sabores de la identidad local, a veces milenaria.

La mesa de salud y nutrición: alimento de cuerpo y alma se orienta a buscar el desarrollo de fórmulas que fomentan la nutrición física y emocional de las comunidades que producen, procesan y preparan los suministros e insumos para el turismo, así como la íntima convivencia que nos hace ser y crear comunidades armoniosas, empáticas y productivas alrededor de los alimentos que consumimos.

Objetivo del grupo de reflexión

Explorar los retos y oportunidades para mejorar la salud y nutrición del cuerpo y el espíritu de las comunidades locales e incorporar modelos solidarios y amigables con la biodiversidad.

 

 

Reflexiones 2020

¿Cómo aportan las tecnologías digitales en la creación de comunidades más saludables y mejor nutridas en su cuerpo y espíritu?

Reflexiona sobre la forma en que las nuevas tecnologías pueden impulsar la creación de una red de soporte emocional para las comunidades de Latinoamérica entendiendo la nutrición como alimento del cuerpo y el espíritu.

¿Conoces herramientas digitales que ayuden a fortalecer la salud y nutrición de las comunidades locales ?

Comparte ejemplos y resultados de proyectos que han ayudado a mejorar la salud y nutrición de las comunidades locales.

¿Conoces alguna organización que ayuden a fortalecer la salud y nutrición de las comunidades locales ?

Comparte el sitio web o redes sociales de las organizaciones implementadoras.

Reflexiones 2019

¿Cómo puede el turismo ayudar a mejorar una cultura saludable y nutritiva entre las comunidades locales y los visitantes?

El turismo puede aportar a mejorar una cultura saludable y nutritiva entre las comunidades locales y los visitantes por medio de una gastronomía empática, segura, informada y representativa.

El desarrollo de una gastronomía turística creativa y responsable ha de orientarse a fortalecer experiencias culinarias significativas para los visitantes y las comunidades locales, y debe estimular la producción agrícola y una cultura nutricional comunitaria bajo criterios de sustentabilidad.

La influencia de la gastronomía turística en la salud y nutrición física, emocional y espiritual de las personas que comparten los alimentos en un momento dado es significante y significativa.

El turismo y la gastronomía representan una dicotomía indivisible, pues la calidad, autenticidad y creatividad de los servicios alimentarios influyen, tanto en la satisfacción de los visitantes como en el valor que las comunidades dan a ciertos alimentos y rituales de convivencia, sin olvidar los impactos en la cultura y en las cadenas de valor agrícola, industrial y comercial que conforman la economía local.

La gastronomía turística implica la atención y satisfacción de los visitantes, pero también la capacidad de generar planes intersectoriales que propicien el desarrollo de una vida digna, saludable y productiva para las comunidades receptoras. Así pues, es necesario establecer compromisos que contribuyan a la recuperación, resguardo y transmisión de conocimientos tradicionales, apoyar la difusión de investigaciones nutricionales e innovaciones culinarias, generar certificaciones de calidad y fortalecer las cadenas de valor locales para favorecer el desarrollo de una gastronomía creativa que apoye al crecimiento sostenible.

El turismo se perfila como un medio para reconocer y valorar la oferta local entre los prestadores de servicios y las familias locales.

Compartir la gastronomía local con los visitantes ayuda mejorar la capacidad empática, pues se pone en evidencia que existen gustos distintos entre los diferentes grupos que conviven durante la experiencia de viaje. Ofrecer alternativas que nos permitan reconocer que tener distintos agrados no nos hace mejores o peores, sólo distintos, nos ayuda a respetar las diferencias.

Algunas recomendaciones específicas que resultaron del ejercicio de reflexión son: la creación de menús de degustación con porciones pequeñas para motivar a los visitantes a probar alimentos locales; asegurar el manejo higiénico de los alimentos en toda la cadena de producción; aplicar iniciativas y apoyar programas que inviten a utilizar insumos locales y de temporada (como la del KM 0), reduciendo las distancias entre la tierra y la cocina, así como el costo y el impacto ecológico de nuestros consumos.

Uno de los principales riesgos identificados en el uso de insumos y técnicas locales en la gastronomía turística es el posible encarecimiento de los productos, pues al preciarlos con la idea de que los visitantes gasten más se vuelven inaccesibles para los habitantes de las comunidades receptoras. Por otra parte, promover una gastronomía turística basada en productos locales puede aminorar las consecuencias de la mercadotecnia y comercialización de productos industrializados, ya que el consumo turístico aumenta el posicionamiento aspiracional.

 

 

 

Uno de los principales disensos que se observaron en el grupo es que, mientras algunas personas consideran que la regulación y sanción pueden ser la base del desarrollo de una gastronomía saludable y sostenible, otras consideran que es a través de la creación de una cultura sistémica y consciente que se logrará la autorregulación y mejora continua de la oferta gastronómica para que contribuya a lograr la sustentabilidad de las localidades.

Coordinadores en el grupo de salud y nutrición

¿Te interesa participar en este grupo de reflexión?

Envíanos tus comentarios a través de nuestra página de contacto o por medio de nuestras redes sociales.

También puedes colaborar con nosotros enviando tu artículo siguiendo nuestros lineamientos de publicación.

Comenta con facebook