Objetivos amigos

El diseño de objetivos es parte intrínseca del desarrollo de un programa de implementación o un proyecto bien estructurado. De hecho, podría decirse que es uno de los pasos más importantes de planear. Y lograr tus objetivos es el alimento del éxito.

¿Qué son los objetivos?

Parece que la palabra objetivo viene del latín obiectus. Incorpora el prefijo ob que se traduce como encima o sobre y el verbo iacere que significa lanzar o tirar. Para el diseño de objetivos, se responderá a las preguntas ¿Hacia dónde nos lanzamos? ¿A dónde queremos llegar? ¿Qué queremos  lograr? 

¿De qué tamaño deben ser los objetivos?

Un objetivo puede ser tan amplio o tan acotado como nuestros deseos y generalmente nuestros deseos pequeños responden a un deseo mayor, por lo que para cartografiarlos y encontrar su nivel, es útil generar un diagrama que nos permita ubicar su nivel programático. Para diseñar objetivos de nivel superior se debe responder para qué sirve un objetivo de nivel inferior y los objetivos de nivel inferior cómo llegar a un objetivo superior.

Diseño del objetivo superior

El objetivo superior, que a veces llamamos visión o propósito responde al para qué del para qué. Se relaciona con el sentido de trascendencia de una organización: surge de la conciencia de formar parte de un sistema más amplio, de la organización alineada con una instancia superior. Desde aquí surgen los impulsos de desarrollo que aportan un propósito a la existencia de la organización, la sensación de que sus resultados contribuyen al todo en que se mueve.

El sentido de trascendencia como orientador del diseño de objetivos

Cada día más, se habla del sentido de trascendencia como base del éxito de una empresa o proyecto. La trascendencia es la dimensión que aporta propósito a lo que hacemos. Trascender supone ir más allá, sobresalir, superar los obstáculos y los límites que nos acotan, porque se relaciona con el fin último con el que nos vinculamos, con una causa que es más grande que nosotros mismos.

Diseño del objetivo general

El objetivo general acota el objetivo superior y describe lo que queremos lograr de manera más concreta.

Debe relacionarse con el objetivo superior que le da sentido y responder a los valores de la organización y al igual que el objetivo superior, no es un asunto medible por sí mismo, sino en función de los objetivos específicos que le son dependientes. 

¿Cómo se establecen los niveles programáticos al plantear los objetivos operativos de una organización?

Vale la pena tener en cuenta que los objetivos suelen tener cierto nivel de relatividad, es decir, los objetivos específicos pueden ubicarse en diferentes niveles y depender unos de otros.

Por ejemplo, el diseño del objetivo general de una empresa podría seccionarse en objetivos específicos que resultarían ser objetivos generales para cada departamento; el objetivo de general de un teniente podría descomponerse en los objetivos de los capitanes que le reportan y así sucesivamente. Para facilitar la lectura de un diagrama de objetivos podemos nombrar a cada nivel programático de una forma diferente. Por ejemplo:

Diseño de objetivos por nivel programático

El mapa de objetivos nos permite planear cada paso que damos. Si preparamos nuestro mapa por nivel programático, podremos leerlo hacia arriba para saber qué queremos lograr con cada decisión y leerlo hacia abajo para saber cómo lograrlo.

Diseño de objetivos operativos y específicos

El diseño de objetivos específicos nos permiten planear la ruta, delimitar cada curso de acción, definir cada paso para alcanzar los objetivos superiores y medir de manera gradual los logros para continuar o corregir el rumbo. Los objetivos específicos han de evaluarse en función de resultados concretos en un tiempo determinado y con recursos preestablecidos.

Para el diseño de objetivos específicos en Identidad y Desarrollo hemos desarrollado la fórmula objetivos AMIGOS a partir un acrónimo que juega con la definición que nos invita a redactarlos de manera amable, medible, inteligente, global, orientada y sostenible.  Para conocer más sobre esta fórmula consulta la siguiente enlace https://identidadydesarrollo.com/objetivos-amigos/

Para el diseño de objetivos específicos en Identidad y Desarrollo hemos desarrollado la fórmula objetivos AMIGOS a partir un acrónimo que juega con la definición que nos invita a redactarlos de manera amable, medible, inteligente, global, orientada y sostenible.

Fórmula AMIGOS para el diseño de objetivos específicos

A – Amables para que sean gratificantes y no se sientan fuera de las posibilidades de quienes los persiguen. La amabilidad nos ayuda a reducir la incertidumbre y facilita la apropiación de los objetivos específicos por parte de quienes han de buscarlos.
M – Medibles para que podamos monitorear el estatus y los resultados tanto en el tiempo como en recursos empleados. Medir nos ayuda a evaluar para saber si hemos de continuar por donde vamos o corregir el rumbo.
I – Inteligentes para que ofrezcan solucionen reales y capitalicen las oportunidades del entorno. Hoy, que hablamos de múltiples inteligencias hemos de repensar lo que son e implican las soluciones reales.
G – Globales para que sean relevantes para el proyecto, la organización que lo gestiona, el mundo en el que vive e incide la organización y la comunidad que busca alcanzarlos.
O – Orientados para que conduzcan las acciones hacia los objetivos superiores que les dan sentido y fomenten el estilo de vida que se establece en el concepto rector.
S – Sostenibles para que permanezcan en el tiempo y generen beneficios equilibrados en lo social, lo ambiental y económico.

Comenta con facebook