Entrevista

Entrevistar para investigar

La entrevista es una de las herramientas más antiguas para obtener datos directos de las personas sobre sus opiniones, percepciones, síntomas, conocimientos, creencias o incluso comportamientos. 

Entrevistar como método de investigación

Entrevistar significa obtener datos a partir de una conversación más o menos estructurada entre un entrevistador y un entrevistado. 

Actualmente el entrevistador y el entrevistado no necesitan estar cara a cara como en otros tiempos, pues las tecnologías de información y comunicación hacen posible que el entrevistador pueda estar tras una vocina, un monitor o incluso que utilice un cuestionario diseñado en línea que no requiera su presencia y el programa que utilice sistematice automáticamente la información y le entregue los resultados agregados. 

Sin embargo la técnica de entrevista cara a cara aún se utiliza para algunas investigaciones, principalmente cuando se busca entrevistar a las personas en un espacio determinado o cuando se espera conocer reacciones gestuales o corporales para conocer mejor los significados de sus reacciones y profundizar en sus respuestas.

¿Cuál es la diferencia entre una entrevista y una encuesta?

Muchas personas confunden una entrevista cualquiera con una encuesta. 

Una encuesta se realiza a través de entrevistas, es decir, a través de una conversaciones con un informante, pero en este caso, el informante forma parte de una muestra estadística o probabilística y se lleva a cabo a través de un cuestionario cerrado y un estricto proceso estandarizado de aplicación. 
 

¿Cuáles son los diferentes tipos de entrevistas?

Existen diferentes formas de clasificar o tipificar las entrevistas. En esta entrada te presento tres diferentes perspectivas:

A. Por el canal que se utiliza para aplicarlas.

B. Por las personas que participan en la entrevista.

C. Por la forma como se estructuran.

A. Tres tipos de entrevistas por el canal que se utiliza para aplicarlas

Si clasificamos las entrevistas por el canal que utilizamos para aplicarlas, hoy podemos establecer tres tipologías: 

  1. Entrevistas presenciales
  2. Audiovisuales en tiempo real
  3. Entrevistas por voz
  4. Entrevistas por escrito

1. Entrevistas presenciales

Se refieren a las entrevistas que se realizan en un mismo espacio físico, ya sea que se convoque a los entrevistados a algún espacio que podría ser una oficina o restaurante o parque, o las que se realizan en hogares tocando de puerta en puerta como los censos polacionales.
   

2. Audiovisuales en tiempo real

Antiguamente las entrevistas presenciales solo llevaban a cabo cuando ambas personas se encontraban físicamente en un lugar específico. Actualmente algunas personas llaman entrevistas presenciales a aquellas que se realizan a través de TIC, cuando  permiten la transmisión de audio y video en tiempo real como zoom, con la ventaja que es fácil grabarlas para consultarlas posteriormente. 

3. Entrevistas telefónicas

En las entrevistas telefónicas el entrevistador y el entrevistado tienen únicamente contacto de voz. Suelen ser más ágiles que las presenciales.

4. Entrevistas por correo

Aunque el correo postal prácticamente ya no se utiliza para realizar entrevistas, hoy existen diferentes canales que le han sustituido, tanto correo electrónico como diferentes redes sociales que permiten solicitar el llenado de un cuestionario que lleva la  voz del investigador a  un mayor número de personas con menos esfuerzo.

B. Cinco tipos de entrevistas por las personas que participan

  1. Entrevista cara a cara
  2. Entrevista a un gruppo
  3. Entrevista con panel
  4. Entrevista encadenada
  5. Entrevista pública

1. Entrevista cara a cara

Un solo entrevistador entrevista a un informante.

2. Entrevista a un grupo

Uno o varios entrevistadores entrevistan a un grupo de informantes.

3. Entrevista con panel

Un panel de entrevistadores entrevista conjuntamente al informante.

4. Entrevista encadenada

El informante es entrevistado por una cadena de entrevistadores.

5. Entrevista pública

Uno o varios entrevistadores entrevistan a uno o varios informantes y la entrevista se transmite por medios masivos.

C. Cuatro tipos de entrevistas por su estructura 

  1. Entrevistas cerradas y estructuradas (se utilizan sobre todo en encuestas, sondeos, tests)
  2. Entrevistas semiestructuradas
  3. Entrevistas libres o no estructuradas
  4. Entrevistas de narrativa y visualización

1. Entrevistas cerradas y estructuradas

Entrevistas cerradas y estructuradas en la que el entrevistador repite ciertas preguntas en orden secuencial y estandarizada, esperando respuestas concretas a partir de un cuestionario que propone respuestas específicas de afirmación, negación o selección de una variable predeterminada. 

Aunque la entrevista es considerada una técnica cualitativa, este tipo de investigación suele cuantifica las respuestas y analizarlas con un enfoque de investigación cuantitativa.

Las entrevistas cerradas se utilizan generalmente para realizar encuestas, sondeos o tests.

a. Encuestas

Las encuestas se realizan a través de entrevistas cerradas a una muestra probabilística que utiliza métodos para asegurar que los entrevistados  se seleccionen de manera aleatoria y representen a la población objetivo. 

El interés del investigador no es el sujeto concreto que contesta el cuestionario, sino la población a la que pertenece.

Según Naresh Malhotra las encuestas son entrevistas a un gran número de personas utilizando un cuestionario prediseñado, que se orienta a obtener información específica.

Me gusta la definición que propone Fernando García que es más precisa, aunque no menciona que se realiza a través de entrevistas: una encuesta es una técnica que utiliza un conjunto de procedimientos estandarizados de investigación mediante los cuales se recoge y analiza una serie de datos de una muestra de casos representativa de una población o universo más amplio, del que se pretende explorar, describir, predecir y/o explicar una serie de características.

Para diseñar una encuesta se utilizan cuestionarios cerrados que incluyen conceptos claros y bien definidos para evitar sesgos y los entrevistadores siguen un estricto protocolo plasmado en un instructivo puntual y preciso. 

Para seleccionar a los entrevistados, que solo en este caso se puedenn llamar también encuestados, se diseña una muestra estadística en la que cada individuo de la población que se quiere investigar tiene una probabilidad conocida de ser seleccionada. Esto permite que los resultados pueden ser proyectados al grupo objetivo de manera confiable. 

b. Sondeos

Si no se cuenta con una muestra estadística, las entrevistas cerradas pueden reportarse como sondeos y sus resultados han de tomarse como exploratorios, tomando en cuenta que no tienen la precisión y confiabilidad de una encuesta. 

Los sondeos permiten obtener información para dimensionar y detectar algunas características de los interlocutores, conocer opiniones, barreras de entrada y posibles impactos de un proyecto o producto.

Se realizan a partir de un cuestionario que aplican entrevistadores entrenados, que establecen relaciones empáticas con los informantes para generar confianza sin mostrar su punto de vista.

Si bien esta técnica no busca recabar muestras con representatividad estadística, el número y perfil de los informantes se establece cuidadosamente para lograr equilibrios entre los grupos de interlocutores en función de los objetivos del proyecto.

c. Tests

Algunos especialistas consideran los test como una técnica que está entre las encuestas y los sondeos. La diferencia es que las encuestas o sondeos suelen plantearse como investigaciones colectivas para conocer la opinión pública y los tests suelen tener una finalidad diagnóstica personal, aunque si se agrupan los datos personales de los entrevistados, pueden arrojar datos colectivos.

A través de los test se recaba información sobre rasgos de personalidad, preferencias y conductas que pueden relacionarse con las diversas inteligencias de los participantes, sus estados de ánimo o capacidades cognitivas.

Esta herramienta es clásica de la psicología, aunque se ha ido adaptando a otros campos del conocimiento humano, desde sociología y las ciencias de la educación hasta el marketing.

Como todas las técnicas de este ámbito, cada vez se reconoce más que aunque tienen un cierto grado de objetividad, siempre cabe la posibilidad de que el participante no conteste a todo de forma objetiva e intervengan en sus respuestas aspiraciones imposibles o que incluso mienta premeditadamente.

2. Entrevistas semiestructuradas

Las entrevistas semiestructuradas se llevan a cabo a través de una conversación orientada por una guía de tópicos que permite sostener una conversación flexible con el entrevistado al tiempo que se investigan asuntos particulares. 

Si el entrevistado lo permite, éstas serán grabadas para agilizar la conversación y tener un registro fidedigno de sus opiniones sin que el entrevistador se distraiga tomando notas. Se trata de llevar a cabo una conversación, no un interrogatorio. 

Los tópicos de la entrevista se abordan con el apoyo de una guía que plantea preguntas detonadoras y de profundización, que se utilizan para para facilitar que la conversación se oriente hacia los temas de referencia y ayuden a los entrevistados a entrar en contacto con sus opiniones, emociones, sensaciones o aspiraciones.

La intención de esta técnica, es adentrase en la vida del otro para encontrar, detallar, descifrar y comprender sus gustos, motivos, satisfacciones, miedos, angustias o barreras que son significativas y relevantes para el entrevistado y se relacionan con el objetivo del investigador.

Los entrevistadores han de construir un ambiente confianza para generar apertura en los entrevistados de manera que puedan explorarse sentimientos, ideas e intenciones. 

Las preguntas detonadoras tienen por objeto ayudar al entrevistador a conducir a los entrevistados a explorar los temas identificados, permitiéndole hablar libremente, variando el orden de las preguntas y tópicos de acuerdo con la cadencia de la conversación.

El orden y la profundidad con la que se trate cada uno de tópicos dependerá del conocimiento, la experiencia y el interés de los diferentes entrevistados, por lo que el entrevistador privilegiará el discurso espontáneo y la lógica narrativa que siga el entrevistado.

Los entrevistadores pueden utilizar las preguntas detonadoras para cambiar de tema si lo consideran necesario y utilizar las alternativas para profundizar en función del interés y conocimiento que los entrevistados muestren sobre un tema determinado en caso de que la conversación así lo requiera. 

La guía no representa una procedimiento para provocar un intercambio formal de preguntas y respuestas, sino un guión sobre temas generales que poco a poco se irán abordando, evitando hacer preguntas directas o cerradas que puedan representar una amenaza o sesgar las respuestas o las emociones de los entrevistados.

Las preguntas del entrevistador siempre estarán acompañadas de frases que inviten a la subjetividad y eviten en lo posible la repetición de opiniones sembradas en el entrevistado o su intimidación. 

Por ejemplo: “desde su punto de vista”, “usted qué opina sobre”, “de acuerdo con su experiencia”, “qué me cuenta sobre”, “que piensa al respecto de”, “que cree que”, “qué siente usted”, etc. Conviene utilizar frases que ha manifestado el entrevistado para empatizar con su forma de comprender el mundo, y reforzar sus opiniones con un lenguaje corporal que implique aprobación, respeto y comprensión.

El entrevistador registra tanto las opiniones como las reacciones emocionales, actitudes y detalles de contexto que expresen los entrevistados, y no dará por entendidos los significados de las cuestiones expuestas por el entrevistado, repreguntando, solicitando ejemplos y motivos de sus opiniones.

Los resultados de las entrevistas se transcriben posteriormente y se analizan a partir de una matriz de correspondencias múltiples.

Puedes leer la guía de entrevista identitaria que utilizamos en idyd. 

3. Entrevistas libres o abiertas

Las entrevistas libres están dirigidas a la comprensión de las perspectivas que tienen los informantes respecto de sus vidas, experiencias o situaciones, tal y como las expresan con sus propias palabras, su propia cadencia y sus propios tiempos. 

En este tipo de entrevistas no se utiliza un protocolo, cuestionario o instrumento o  herramienta preconcebida y el entrevistador es el instrumento de la investigación. La idea no es solo obtener respuestas, sino ir generando las preguntas pertinentes en conjunto con el entrevistado. 

A veces se requiere de diversos encuentros de exploración antes de poderse enfocar los intereses de la investigación para lograr establecer relaciones de confianza e intimidad que permitan la sintonía de quienes se comunican  para poder profundizar en los asuntos que se investigan.

4. Entrevistas de narrativa y visualización

Las técnicas de la narrativa y visualización implica pedir a personas que cuenten sus historias, vivencias o sus aspiraciones acerca de un evento o situación.

Estas técnicas pueden utilizarse de manera independiente o para complementar las entrevistas semiestructuradas, solicitando al entrevistado que relate una actividad, un fenómeno o una historia relacionada con lo que se quiere conocer. 

El relato puede ser escrito, hablado o mostrado de forma pictórica, a través de dibujos, mapas mentales o diagramas. 

Te  invito a explorar la técnica de entrevista de contacto, que si bien no está orientada a la investigación sino a la creación de consensos, puede serte útil en algunos casos para conocer las percepciones y barreras de entrada de los entrevistados.  

Para conocer otras técnicas de investigación consulta Técnicas y herramientas de investigación.

Técnicas y herramientas de investigación

Comenta con facebook

Prueba gratis

Inscribete a los cursos de comunicación en red y comunicación asertiva y fortalece tus habilidades para generar relaciones empáticas, cercanas y recíprocas.

Logo Campus digital idyd

Fortalece tus competencias como agente de cambio