Observar para descubir

Observar para descubrir

Sea cual sea la técnica de investigación que se utilice, quien quiere investigar ha de trabajar en sus capacidad de observar y razonar. 

La capacidad analítica necesaria para cualquier investigación se vincula con la posibilidad de observar, preguntar, sacar conclusiones y seguir observando.

¿Qué es observar como técnica de investigación?

Observar es dar una dirección intencionada a nuestra mirada para identificar elementos que den luz a nuestra comprensión de las cosas que estudiamos y las situaciones que analizamos. 

Como técnica de investigación no solo implica poner atención a lo que percibimos, sino registrar, ordenar y analizar para descubrir lo que buscamos en aquello que investigamos.

¿Para qué observar y sistematizar nuestras observaciones?

Al observar con atención y registrar de manera sistemática nuestras observaciones de un fenómeno, un hecho, un caso, un lugar, una persona, una comunidad o una conducta, podemos comprobar o descartar algo que intuíamos o pensábamos que era posible o descubrir asuntos que no habíamos percibido

Descubrir se relaciona con encontrar lo que estaba oculto o conocer algo que se ignoraba y es bien sabido que los descubrimientos científicos son el resultado de la suma de esfuerzos de personas y grupos de investigadores que han sido capaces de observar los resultados de otras investigaciones parra seguir cuestionando e investigando. 

¿Cuáles son las variantes de la observación como técnica de investigación?

La técnica de observación tiene variantes relacionadas con quién investiga, a quién investiga, cómo participan quienes se investigan, cómo interviene el investigador, dónde investiga, y cómo se estructura la investigación:

Quién investiga

  • Observación directa donde el investigador tiene contacto personal con el hecho a investigar.
  • Observación indirecta donde se conoce el fenómeno mediante observaciones documentadas por otras personas.

A quién investiga

  • Observación reactiva es aquella en que las personas saben que están siendo estudiadas.
  • Observación pasiva es aquella en que las personas no saben que están siendo estudiadas.

Cómo participan quienes se observan

  • Observación participante donde el investigador vive la situación y se adentra en entorno estudiado para conocerlo desde dentro.
  • Observación no participante donde se recoge la información desde fuera, procurando no intervenir en el entorno o fenómeno estudiado.

Cómo interviene el investigador

  • Observación intervenida donde el investigador crea situaciones determinadas para observar las reacciones
  • Observación natural investigador observa lo que sucede sin intervenir en el entorno, los sujetos u objetos estudiados.

 Dónde se investiga

  • Observación en campo que se realiza en los lugares donde ocurren los acontecimientos o fenómenos que se investigan.
  • Observación en laboratorio que se realiza en condiciones controladas.

Cómo se estructura la investigación

  • Observación estructurada en la que el investigador se apoya de elementos técnicos como pueden ser fichas, guías u otros instrumentos de registro o captura.
  • Observación no estructurada que se realiza de manera espontánea sin la ayuda de elementos técnicos o especiales.
Lo que se busca al observar determinará el tipo de observación que se lleve a cabo. 
 

Subjetividad de la observación

Es muy importante tener en cuanta que toda observación que realiza una persona, por más que pretenda ser objetiva, tiene algo de personal.

Como diría Foucault, el sujeto hace la experiencia de sí mismo en un juego de verdad en el que tiene relación consigo.

La necesidad de nuestras mentes de ultrasimplificar los sucesos y sus efectos, tiene que ver con lo que en la psicología cognitiva se llaman heurísticos o atajos mentales, que nos ayudan a filtrar información y son necesarios para liberarnos de procesos mentales complejos y nos conducen a evaluar, sacar conclusiones y concebir juicios en función de datos incompletos o parciales. 

Sea cual sea tu campo de investigación, te recomiendo leer el artículo Atajos mentales para la construcción de una marca exitosa, donde presento algunos de los heurísticos  que suelen influir en nuestra capacidad de sacar conclusiones. 

Conocer cómo funcionan los atajos mentales te ayudarán a comprender porque registrar lo observado de manera sistemática resulta fundamental para asegurar la seriedad y fidelidad de los resultados de este tipo de investigación.

Registro de lo observado

Para asegurar el registro adecuado de los hechos que observamos y evitar en lo posible los sesgos de nuestra subjetividad, generamos mecanismos que nos permitan registrar y rastrear. 

Una buena fichas de registro nos permiten enfocar la vista, el oído, el tacto, el gusto, el olfato y la intuición para descifrar y comparar los puntos de vista de los expertos que participan en la exploración directa y siempre dejamos un espacio para encontrar lo que no buscábamos, asombrarnos y ser capaces de innovar.

3 ejemplos de técnicas de observación

  1. Observación en sitio
  2. Observación experimental
  3. Observación incógnita

1. Observación de sitio

Para implementar un proyecto de desarrollo comunitario, por ejemplo, la observación de los sitios en que habita la comunidad, permitirá al investigador sensibilizarse con el entorno que afecta a la comunidad. Al observar, el investigador toma notas de campo, poniendo especial cuidado en identificar los factores como:

  • Accesibilidad
  • Impacto de llegada
  • Carácter del destino
  • Sentimientos y sensaciones de los destinos
  • Experiencias, servicios, productos o actividades diferenciadoras
  • Hospitalidad y anfitriona
  • Programas estatales o municipales implementados
  • Infraestructura de apoyo y el potencial de inversión de los sitio.

2. Observación experimental

La observación experimental implica la elaboración previa de una o varias hipótesis que se expresan en un enunciado afirmativo que  se refrendará o contradirá en función de los resultados.
 

Durante el experimento, el investigador controla una o varias variables para observar, analizar y evaluar los efectos, cambios y  comportamientos del sistema para llegar a una conclusión. Para lograrlo, el investigador registra lo observado en cada etapa del experimento de manera que pueda comparar los resultados obtenidos y sacar conclusiones.

3. Observación incógnita

Otra de nuestras herramientas de observación que es útil para conocer la  calidad de los procesos y servicios es la obsservación incógnita, que también es llamada cliente misterioso.

Los productos o servicios son adquiridos por un informante que se presenta y se comportan como una persona  cualquiera o como un cliente que experimenta el consumo sin dar oportunidad a los actores evaluados a  sesgar su comportamiento al saberse observados por un investigador.

Tanto la información práctica y funcional como las percepciones y emociones del “cliente” son recabada a partir de fichas técnicas que se comparan para conocer el nivel de anfitrionía, la calidad de los servicios y los procedimientos de entrega de los productos y servicios.

Para conocer otras técnicas de investigación consulta Técnicas y herramientas de investigación.

Técnicas y herramientas de investigación

 

Comenta con facebook

small_c_popup.png

Aviso importante

Como parte de los esfuerzos del equipo de identidad y desarrollo y para continuar ampliando nuestra comunidad, el campus digital idyd ha migrado a una nueva dirección web.

Todos los contenidos a los que te has inscrito seguirán disponibles con tus mismos datos de acceso a en la página https://campusidyd.com.