Herramientas de investigación

Técnicas y herramientas de investigación

Hay muchas maneras de investigar y utilizar las diferentes técnicas y herramientas de investigación para obtener nuevos conocimientos sobre una realidad o situación que nos den nuevas perspectivas y refuercen o descarten nuestras hipótesis. 

Investigar es averiguar, indagar y analizar para conocer algo que desconocemos. Sea cual sea la técnica de investigación que se utilice, quien quiere investigar ha de trabajar en sus capacidad de observar, seleccionar, razonar y sacar conclusiones.

Hace algunos años, en algunos contextos, se decía que la curiosidad mató al gato. Hoy, la curiosidad se considera una de las grandes virtudes que buscamos en nuestros aliados y colaboradores, pues es lo que nos mueve a conocer: es ese poderoso deseo que nos lleva a descubrir, innovar y crecer.


¿Qué son las técnicas de investigación?

Las técnicas de investigación son fórmulas que establecen procesos y proponen instrumentos nos permiten observar, recopilar, examinar, analizar y exponer datos e información para conocer a los individuos y los colectivos, los símbolos y los significados, los objetos y los entornos, los hechos y los fenómenos, sus relaciones y sus dependencias.

La capacidad analítica necesaria para cualquier investigación se vincula con la posibilidad de observar, preguntar, sacar conclusiones y seguir observando.

Hay muchas formas de agrupar las técnicas de investigación: por sus resultados, por su costo, por el lugar en que se desarrollan o por sus procesos.

¿Cómo se clasifican las técnicas de investigación por sus resultados?

La clasificación más común de las técnicas de investigación las divide en dos grandes grupos teniendo en cuenta el tipo de resultados que se busca encontrar: cuantitativos o cualitativos. 

Resultados cuantitativos

Los resultados cuantitativos son datos que se pueden transformar en números. para poder comparar los resultados o conocer las relaciones de causalidad entre las distintas variables que se analizan.

Resultados cualitativos

Los resultados cualitativos depende del contexto y se utilizan para estudiar características y cualidades de actividades, grupos, situaciones u otros asuntos que en general se expresan en palabras y no en números.

¿Cómo se pueden clasificar las técnicas de investigación por sus procesos?

La clasificación que te presento a continuación tiene más que ver con los procesos de recopilación y análisis de la información y a mi me resulta  práctica, pues me permite contemplar diferentes variantes y niveles de cuantificación y cualificación en mis investigaciones. 

5 tipos de técnicas de investigación por sus procesos 

  1. Observación
  2. Investigación documental o bibliográfica
  3. Entrevistas
  4. Grupos de enfoque
  5. Estudios de caso

1. Observación 

Observar es dar una dirección intencionada a nuestra mirada para identificar elementos que den luz a nuestra comprensión de las cosas que estudiamos y las situaciones que analizamos para descubrir lo que buscamos en aquello que investigamos.

Descubrir se relaciona con encontrar lo que estaba oculto o conocer algo que se ignoraba y es bien sabido que los descubrimientos científicos son el resultado de la suma de esfuerzos de personas y grupos de investigadores que han sido capaces de observar los resultados de otras investigaciones para seguir cuestionando e investigando. 

La técnica de observación implica contemplar con atención un fenómeno, un hecho, un caso, un lugar, una persona, una comunidad o una conducta, para tomar y registrar información de forma más o menos sistemática de manera que podamos sacar conclusiones.

Para asegurar el registro adecuado de los hechos que observamos, generamos fichas técnicas que nos permiten enfocar la vista, el oído, el tacto, el gusto, el olfato y la intuición para descifrar y comparar los puntos de vista de los expertos que participan en la exploración directa y siempre dejamos un espacio para encontrar lo que no buscábamos, asombrarnos y ser capaces de innovar.

Sea cual sea la técnica de investigación que se utilice, quien quiere investigar ha de trabajar en sus capacidad de observar, seleccionar, razonar y sacar conclusiones.

La técnica de observación tiene variantes relacionadas con quién investiga, a quién investiga, cómo participa, cómo interviene, dónde investiga, y cómo investiga. 

Para conocer más sobre estas variantes y algunos ejemplos de las  técnicas de observación consulta el recurso Técnica de investigación. Observar para descubrir.

2. Investigación documental o bibliográfica

La investigación documental o bibliográfica es una técnica cualitativa a través de la cual se explora lo que ha escrito antes acerca un determinado tema. Tiene varias ventajas entre las que están el ahorrarnos tiempo y esfuerzo, permitirnos sustentar un trabajo de forma teórica y ayudarnos a conocer lo que investigaron o interpretaron otras personas para confirmar o refutar sus conclusiones.

La investigación documental puede ser tan superficial o profunda como se decida. Lo más importante es asegurar que lo que leemos tenga un buen sustento para no repetir asuntos que no están respaldados y mucho menos s basar nuestras decisiones en ellos.

Desde mi puto de vista, siempre vale la pena llevar a cabo un proceso de investigación documental a partir del cual se consulta, analiza y sistematiza la información existente para aprovechar el conocimiento generado previamente.

La mayoría de las investigaciones documentales utilizan diferentes fuentes para elegir la información por su relevancia ayude a dar respuesta a los alcances de la investigación en los tiempos y condiciones establecidos en las bases.

Para conocer más sobre cómo se utiliza una investigación documental y los criterios de acopio, selección y análisis crítico de la información disponible lee el recurso Técnicas de información documental o bibliográfica.

3. Entrevistas

La entrevista es una de las herramientas más antiguas y utilizadas para obtener datos en los estudios cualitativos relacionados con las percepciones de las personas. 

Significa obtener datos a partir de una conversación más o menos estructurada entre un entrevistador y un entrevistado. 

Actualmente el entrevistador y el entrevistado no necesitan estar cara a cara como en otros tiempos, pues las tecnologías de información y comunicación hacen posible que el entrevistador pueda estar tras una vocina, un monitor o incluso que utilice un cuestionario diseñado en línea que no requiera su presencia y el programa que utilice sistematice automáticamente la información y le entregue los resultados agregados. 

Sin embargo la técnica de entrevista cara a cara aún se utiliza para algunas investigaciones, principalmente cuando se busca entrevistar a las personas en un espacio determinado o cuando se espera conocer reacciones gestuales o corporales para conocer mejor los significados de sus reacciones y profundizar en sus respuestas.

La técnica de entrevistas tiene variantes, por ejemplo:

  • Entrevistas cerradas y estructuradas
  • Entrevistas semiestructuradas
  • Entrevistas libres o no estructuradas
  • Narrativa y visualización

Para conocer más sobre estas variantes y para qué se utilizan, ve al recurso Entrevistas para conocernos.

4. Grupos de enfoque

Los grupos de enfoque nos permiten profundizar en la comprensión del imaginario de los participantes: sus necesidades, sus deseos, sus gustos en relación con el proyecto y el entorno.

Consiste en abrir un espacio de opinión sobre temas determinados donde los informantes se expresen individualmente y generen una voz colectiva en la que se identifiquen consensos y disensos sobre el tema estudiado.

Implica reunir a un grupo de personas que inciden en el desarrollo del proyecto, estratégicamente seleccionadas para que den sus opiniones en el curso de discusiones abiertas y espontáneas aplicando un enfoque no directivo.

Los grupos de enfoque son particularmente útiles cuando deseamos obtener narraciones y comparaciones de opiniones, experiencias, creencias o percepciones. También cuando queremos analizar las reacciones de un grupo en sus propias palabras para identificar fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de una organización, un proyecto, un servicio o un producto. Nos ayudan a apoyar o profundizar sobre los resultados de una encuestas o un sondeo y a clusterizar y asociar categorías mayores o asuntos específicos de un tema.

Para saber más consulta el recurso: grupo de enfoque. 

5. Estudios de caso

Los estudios de caso se llevan a cabo a partir de una persona, una organización, una localidad o comunidad específica para buscar una representación profunda y exacta de un tipo de individuo estudiado para lograr una comprensión detallada en la que se identifica cómo funcionan diversos factores en lo particular y como influyen en en el sistema en su conjunto. 
 

Esta técnica ha sido utilizada por mucho tiempo en la psicología para los caos complejos que requieren tratamiento especial y actualmente se utiliza cada vez con más frecuencia en el ámbito de los negocios y la sociología para identificar factores comunes de comportamiento, éxito o fracaso.

El éxito de un estudio de caso aumenta cuando planificamos su elaboración y establecemos objetivos concretos en diferentes niveles programáticos.

El primer paso es establecer un objetivo superior que responda a la pregunta ¿para qué quiero estudiar un caso?  Saber para qué lo hacemos es el punto de partida y de llegada. De la respuesta a esta pregunta derivará el protocolo de investigación que nos ayude a determinar dónde o cómo encontramos información para conocer la historia, las implicaciones, los procesos, las causas y efectos, las fórmulas de gestión de diseño o de desarrollo que generan ciertos resultados. 

Para realizar un estudio de caso pueden utilizarse una o varias técnicas de investigación.

La reflexión sistémica y ordenada para generar, redactar y editar de un análisis de caso te permitirá tomar mejores decisiones durante el proceso. 

Si aún no conoces nuestro campus digital explora en él nuestra oferta de aprendizaje y matricúlate. Explora nuestro campus digital

¿Cómo comenzar una investigación?

Antes de elegir la o las técnicas a utilizar para una investigación, respóndete las siguientes preguntas:

6 preguntas clave para comenzar una investigación

  1. ¿Para qué quiero el cocimiento que voy a obtener?
  2. ¿Qué quiero investigar para obtener ese conocimiento? 
  3. ¿Cómo puedo conocer eso que quiero saber?
  4. ¿Qué hay ahí que pueda ayudarme a conocer lo que deseo?
  5. ¿Cuándo y con qué?
  6. ¿Y después, qué?

1. ¿Para qué quiero el cocimiento que voy a obtener? 

El primer paso para lograr una investigación orientada y con sentido es generar un objetivo superior, que se relaciona con que el investigador quiere conocer para solucionar un problema, capitalizar una oportunidad, ampliar su perspectiva o conocimiento de las cosas, fenómenos, grupos, personas o eventos.

2. ¿Qué quiero investigar para obtener ese conocimiento? 

Define el problema o asunto a investigar para obtener el conocimiento que aspiras. Plantea una o varias hipótesis que quieras comprobar o refutar.

Una hipótesis es una suposición hecha a partir de algunos datos que te permiten  tener una duda y sirve como base para iniciar una investigación o una argumentación.

3. ¿Qué hay ahí que pueda ayudarme a conocer lo que deseo?

Investiga un poco sobre lo que ya existe sobre lo que quieres investigar. Revisa tus hipótesis, pues ellas serán el hilo conductor de tu investigación y te permitirán enfocarte en lo que quieres saber o comprobar. 

4. ¿Cómo puedo conocer eso que quiero saber? 

Analiza las técnicas de investigación y decide cuál o cuales pueden ser más útiles para averiguar lo que estás buscando conocer.

Te sugiero contemplar las diferentes variantes de cada grupo antes de decidir cuál o cuales son las más apropiadas para cada investigación.
  

5. ¿Cuándo y con qué?

Diseña un calendario de trabajo y un presupuesto alcanzable antes de comenzar a investigar. Si es necesario, acota tus expectativa o busca patrocinadores.  Hay pocas cosas más frustrantes que quedarte a la mitad de algo por no contar con el tiempo, los recursos o la energía para concretarlo y como dice el dicho, más vale pájaro en mano que ciento volando. Ve paso a paso para ir cumpliendo tus aspiraciones sin perderte en el camino.

El éxito de una investigación aumenta cuando planificamos su elaboración y ponemos atención a la generación objetivos en diferentes niveles programáticos.

6. ¿Y después, qué? 

El conocimiento compartido nos ayuda a todos a crecer, a dar pasos hacia un futuro más próspero y más armonioso. Recuerda que eres parte del todo que tú creas en conjunto con todas las personas que compartimos el mundo. 

Si tu idea es compartir tu investigación, planea desde el principio un protocolo que te ayude a difundirla. 

 

Comenta con facebook

small_c_popup.png

Aviso importante

Como parte de los esfuerzos del equipo de identidad y desarrollo y para continuar ampliando nuestra comunidad, el campus digital idyd ha migrado a una nueva dirección web.

Todos los contenidos a los que te has inscrito seguirán disponibles con tus mismos datos de acceso a en la página https://campusidyd.com.