¿Y la identidad comercial?

Por Alejandra Zorrilla.

imageContar con una identidad comercial en un concepto claro, verdadero, relevante y bien diferenciado, ha permitido a nuestros clientes enfocar sus estrategias, tácticas y acciones para generar sinergia entre los actores involucrados y lograr un desarrollo armónico con menos esfuerzo y más efectividad.

Uno de los grandes paradigmas a los que nos enfrentamos cuando buscamos fortalecer la identidad de una organización, es la creencia de que una identidad corporativa atractiva significa tener un logotipo guapo. No es así. El logotipo es solamente uno de los múltiples emblemas que pueden representar lo que la organización es y significa. Una marca sólida se construye a partir de actitudes, actuaciones, resultados y valores que son congruentes y consistentes, que van dando significados y valor a los emblemas que la representan. Pensar que un logotipo es lo mismo que la identidad es como creer que una persona es su huella digital, o sus ojos o su cara o su fotografía o un gráfico que le gusta.

El reto es identificar y destacar los atributos que conforman la promesa de valor del negocio, asegurando que puedan ser codificados internamente y decodificados por los públicos externos, por lo que llevamos a cabo los programas de fortalecimiento de la Identidad Comercial utilizando nuestro nuestro Modelo de Alineación Circular que facilita la apropiación de conceptos, actitudes y procesos, permite poner en marcha mejoras desde el primer momento de contacto y que las empresas, organizaciones y destinos logren desarrollarse de forma armoniosa y aumenta su competitividad ya que genera:

yot

– Que los actores compartan una visión común y articulen acciones bien enfocadas con resultados consistentes en el corto, mediano y largo plazo.

–Fortalecer la integración de los grupos gestores que operan los proyectos y programas, y promover su vinculación con liderazgos locales, regionales, nacionales e internacionales a partir de una vocación regional bien definida.

Orientar las inversiones hacia proyectos que fortalezcan la experiencia de sus clientes y generen beneficios concretos a las organizaciones, empresas y personas de las comunidades receptoras

Aprovechar el estatus iconográfico de los símbolos locales como motivadores de una cultura de responsabilidad compartida – Poner en valor los atributos diferenciadores de la empresa, organización o destino, provocando la creación de cadenas productivas que incidan de forma positiva en la economía, el desarrollo social y el cuidado ambiental de la región.

Diseñar productos competitivos acordes al concepto, con base en la capacidad de los oferentes y a las necesidades, preferencias  y expectativas de la demanda.

Proyectar una imagen consistente hacia las comunidades receptoras y los mercados basada en un proceso de arquitectura de marca integral.

–Enfocar las estrategias, tácticas y acciones de a los nichos de oportunidad que representen mayor rentabilidad, permitan mejor distribución de los beneficios, generen la posibilidad de cuidar el entorno y que refuercen la identidad de las empresas, organizaciones y destinos. 33b4ade43b915568a1183ad278d4f737

Componentes del Modelo de Identidad Comercial idyd

Imagen