Modelo centrado en la identidad

Un modelo centrado en la identidad organizacional

Actualmente la decisión de participar, comprar, invertir, viajar, votar, elegir entre distintas propuestas de productos, servicios o actividades se refuerza en gran medida a partir de la posibilidad de vincularse con una identidad organizacional que nos haga sentido.

La identidad de una organización es el conjunto de atributos y valores que la identifican: es la representación de lo que es, hace, desea y comunica, que se relaciona con su personalidad, su razón de ser, su estilo de vida, lo que motiva sus conductas, lo que le distingue claramente.

El modelo de alineación circular idyd, se centra en identificar lo que cada organización es y aspira para fortalecer su identidad y orientar mejor sus inversiones en tiempo, dinero y esfuerzo.

El valor de lo intangible

Actualmente distintas organizaciones gubernamentales e investigadores sostienen que el valor de lo intangible tiene un peso cada vez más significativo, que se calcula entre el 50 % y el 80 % de acuerdo con distintos investigadores que miden su valor contable.

De acuerdo con el informe del Global Intangible Finance Tracker, por ejemplo, para  2018, el 52 % del valor total de las empresas que cotizan en bolsa proviene de los activos intangibles, aunque no siempre se contabilizan de forma precisa.

Mientras los activos tangibles representan el valor de los inmuebles, instalaciones, maquinaria, equipo y otros bienes muebles, lo intangible se relaciona de forma directa a la percepción y la imagen de las organizaciones hacia dentro y hacia fuera.

Entre los valores intangibles más valiosos de una empresa destacan:

Sus propósitos y la forma de expresarlos en la visión, misión y valores corporativos.

La cultura organizacional que alinea el comportamiento, las actuaciones, las actitudes y el compromiso individual y colectivo de los colaboradores

La capacidad de innovación que permite capitalizar las oportunidades y enfrentarse a los riesgos que se presentan en el trabajo cotidiano.

El valor de marca que se nutre con el quehacer y la que sustenta du capital social.

Los retos de una organización con sentido

Entre los principales retos de las organizaciones para sumar lo intangible a lo tangible, sin importar si están jurídicamente constituidas o es simplemente un grupo de personas que se han reunido para conseguir un objetivo común, está el identificar y destacar los atributos que conforman la promesa de valor del negocio, asegurando que puedan ser codificados internamente y decodificados por los públicos externos.

Algunas veces la identidad de las organizaciones va conformándose de manera espontánea, otras veces habrá que desarrollarla o consolidarla a partir de un proceso premeditado y sistemático que permita construir un concepto identitario claro, positivo, verdadero, relevante y bien diferenciado, que modele las conductas de los colaboradores, así como las expresiones y las relaciones de la organización con sus públicos eternos.

El modelo de alineación circular idyd, se integra de cuatro ámbitos relacionados uno con el otro, inmersos en un constante fluir y confluir:

Ser

Sintetiza lo que la organización es y aspira ser. Tiene que ver con su sentido de trascendencia y de identidad, así como con sus sistemas de valores y creencias.

¿Para qué existe la organización? ¿Quién es? ¿Por qué actúa de cierta manera?

Declarar

Alinea la forma como la organización establece patrones de relación expresándose desde lo funcional, lo emocional, lo sensorial, lo espacial y lo personal.

¿Cómo funciona, cómo emociona, cómo se siente y cómo se relaciona?

Hacer

Dispone las actuaciones necesarias para fortalecer la identidad y encausar el desarrollo sostenible de la organización.

¿Con qué cuenta; cómo, cuándo y dónde actúa?

Estar

Corresponde al hábitat biocultural donde vive e incide la organización. 

¿Dónde vive e incide la organización?

Modelo de alineación circular idyd

Componentes del modelo

El concepto identitario es el núcleo del modelo y constituye una realidad que trasciende el mundo físico, aunque se manifiesta en él a través de una declaración de posicionamiento, que a la vez implica la aceptación del lugar en que se encuentra la organización y su aspiración de futuro.

El hábitat biocultural se relaciona con el entorno en que vive e incide la organización. Es el ámbito de desempeño mutuo que contempla, desde los aspectos, el entorno inmediato que constituye la dinámica particular del espacio en que vive la organización hasta aquellos que suceden del otro lado del mundo pero afectan su desempeño y a la vez son afectados por ella.

En los niveles intermedios están las declaraciones y las actuaciones:

Las expresiones identitarias alinean la forma en que la organización se declara frente a sus interlocutores y sus patrones de relación a nivel funcional, emocional, sensorial, espacial y personal.

El programa de implementación organiza las actuaciones de la organización para lograr que sucedan las cosas que quiere hacer.r

Modelo de alineación circular idyd

¿Por dónde empezar?

Los diferentes niveles del modelo se retroalimentan de manera dinámica, por lo que para descubrir, idear, planear, desarrollar y consolidar cada uno de los elementos que los conforman es necesario diseñar, explorar, comparar, profundizar y alinear las diferentes cuestiones que les corresponden hacia fuera y hacia adentro, hacia arriba y hacia abajo. Esto resulta lógico frente a la vieja y sabia revelación de dos vías que responde a la pregunta: 

¿modelamos nuestro ambiente o nuestro ambiente nos moldea?

 

A muchas organizaciones les cuesta trabajo decidir por dónde deben comenzar a planear su gestión: 

  • si debe ser en función del hábitat biocultural y comercial que determina las condiciones del mercado, así como los intereses y necesidades de sus clientes e interlocutores. 
  • o por dar prioridad a sus propios propósitos y aspiraciones.

El modelo de alineación circular permite comenzar por ambos lados, pues no está construido de forma lineal, sino circular y propone trabajar de forma iterativa, tomando decisiones que se vayan alineando y llenándose de contenido multicausal en cada uno de los niveles, lo que implica generar información y tomar decisiones que se complementen y se revisen en la medida en que se diseñan los elementos de cada nivel.

 

La cuna del ser

Para comenzar pueden utilizar el ejercicio llamado la cuna del ser, que funciona como otras metodologías del tipo hoja en blanco, las cuales se caracterizan por generar planteamientos desde cero, como si la organización aún no existiera. El ejercicio se orienta a encontrar el propósito de la organización, así como las oportunidades y restricciones del entorno en que vive e incide. Puede ser utilizado tanto para organizaciones que se encuentran en marcha, como para aquellas que apenas están en su fase de planeación.

Si vemos el esquema desde otra perspectiva, nos percatamos que cada uno de los niveles se alinean circularmente de la siguiente manera:

Trabajar en el modelo de forma circular implica concentrar esfuerzos y recursos intelectuales, emocionales, sensoriales e intuitivos.

Una vez que el concepto rector sea claro, verdadero, relevante y esté bien diferenciado podrá funcionar como punto de referencia y convocar las decisiones organizacionales en torno a un criterio integrador que pueda funcionar en el hábitat biocultural donde vive e incide. 

Para profundizar sobre cada uno de los componentes del modelo, puedes continuar leyendo un concepto identitario y expresiones identitarias

Si estás tomando el micro curso de Introducción al modelo de alineación circular idyd, regresa al campus para completar la lección. Regresa a la lección

Si aún no conoces nuestro campus digital explora en él nuestra oferta de aprendizaje y matricúlate. Explora nuestro campus digital

Related Articles